Un acuerdo a tres bandas, entre el Concello de Vilagarcía, la Autoridade Portuaria y la Consellería de Sanidade abre las puertas a la construcción del tan ansiado centro de salud en la antigua Comandancia de Marina. La primera piedra para hacer ese proyecto realidad se colocó esta mañana en el propio inmueble vilagarciano con la firma de un convenio de colaboración entre la administración municipal y la Consellería cuyo objetivo final es la construcción de ese edificio. En este convenio hay un tercer actor, la Autoridad Portuaria de Vilagarcía, sin la cual resultaría imposible la firma de este convenio, ya que cederá las dependencias de la antigua Comandancia de Marina al Concello durante 50 años, mientras se gestiona la reversión de unos terrenos que acabarán albergando el futuro centro de salud.

Todos los actores de este proyecto destacaban esta mañana que “es un día histórico para este municipio” porque se culmina una reclamación de muchos años. Queda pendiente ahora cual será el futuro del actual centro de salud de San Roque que, al dejar de ser utilizado por el Sergas, regresará a manos municipales en el futuro.