Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ravella tranquiliza a la flota y resta importancia al vertido de O Con

El vertido que ayer afectó al río Con y a la ría de Arousa.

El vertido que ayer afectó al río Con y a la ría de Arousa. M. Méndez

El gobierno socialista de Vilagarcía tranquiliza a sus vecinos y a la flota arousana, visiblemente preocupados después de que ayer se produjera el enésimo vertido a través del río Con.

Su portavoz, Tania García, asegura que el líquido marrón que cubría las aguas no era nada contaminante, sino que se trataba de un producto procedente de “la limpieza de los depósitos de lodo decantados en un pozo de registro”.

Más concretamente, del existente en un edificio de la avenida Agustín Romero, en cuya planta baja existe un manantial natural de agua conectado a la red de pluviales que, a su vez, “alivia al río”. 

La edil socialista aclara que esas labores de limpieza se realizan “de forma periódica, cada ciertos meses”, y eso es lo que habría ocurrido en esta ocasión, de ahí que garantice que no llegó a producirse “ningún vertido contaminante”.

Es, sin duda, una buena noticia para los vilagarcianos y la flota pesquera arousana, tristemente acostumbrados a los vertidos en ríos como el que atraviesa la ciudad.

Augas de Galicia tuvo que intervenir

Sin ir más lejos, la semana pasada el ente público Augas de Galicia comunicaba que había eliminado un nuevo punto de vertido en el río Con tras haberse detectado una fuga desde la red de saneamiento que permitía la llegada de fecales a los desagües de pluviales.

El vertido, de color marrón, tiñó las aguas del río Con.

El vertido, de color marrón, tiñó las aguas del río Con. M. Méndez

Como se explicó entonces, fue preciso activar el Plan de Control de Vertidos (PCV), y tras constatar que existía una filtración de aguas residuales en un colector del saneamiento municipal, se instó al Concello para que corrigiera de inmediato la situación, para evitar así que las aguas sucias siguieran llegando al río y a la ría.

Es un episodio tristemente repetido que preocupa, y mucho, a los ciudadanos, tal y como manifestaban ayer. Aunque esta vez, afortunadamente, “fue un vertido inocuo” cuyo color, “entre parduzco y amarrillo, era fruto del material decantado, principalmente arcilla”, sostiene Tania García Sanmartín.

La concejala lo aclara así para, en cierto modo, "limpiar la imagen" de la ciudad en relación con el vertido ocasionado ayer. De cualquier modo, y aunque este no sea el caso, hay que insistir en que en esa misma zona se producen cada poco tiempo importantes vertidos, tanto fecales como de otra índole, tal y como bien saben tanto los ciudadanos, como Ravella y el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil.

Las mismas fuentes aclaran que entre Vista Alegre y Fexdega quedan aún media docena de pozos de bombeo de la red de saneamiento que, o bien no funcionan, o lo hacen incorrectamente.

Puede recordarse que ayer los dirigentes del sector pesquero y marisquero dijeron estar muy preocupados tras conocer, a través de la edición digital del decano, que se había producido el enésimo vertido en Vilagarcía, de nuevo a través del río Con.

El aspecto que presentaba era tan llamativo que decenas de ciudadanos mostraban su estupor a su paso, sobre todo en el entorno de Vista Alegre y el parque A Xunqueira, donde los patos se zambullían en ese viscoso y marrón líquido que apenas dejaba ver el agua.

El paso del vertido por Vilagarcía.

El paso del vertido por Vilagarcía. M. Méndez

El enfado de cuantos presenciaban la escena era evidente, como también el de pescadores y mariscadores que, al enterarse, dijeron temer por el futuro de la ría.

"A pesar de todos los avances que se han experimentado en materia de saneamiento y depuración, estamos sufriendo verdaderos atentados ecológicos debido a la cantidad de residuos que llegan al mar"

decoration

De ahí que desde los pósitos reclamen una actuación decidida por parte de las autoridades competentes para poner fin tanto a los vertidos de Vilagarcía como a los que se producen en las demás localidades arousanas, los últimos en A Toxa (O Grove) y Catoira.

La flota mantiene su advertencia

Las mismas fuentes, tras conocer esta mañana que el vertido de ayer no era contaminante, dijeron alegrarse pro ello, pero dejando claro que "esto no quiere decir que no se produzcan vertidos que afectan a la salud pública y a la ría, por eso insistimos en que todas las administraciones deben remar en la misma dirección para ponerle freno".

En el sector están convencidos, como ya se recogió en FARO, de que “a pesar de todos los avances que se han experimentado en materia de saneamiento y depuración, estamos sufriendo verdaderos atentados ecológicos debido a la cantidad de residuos que llegan al mar, lo cual pone en riesgo nuestro medio de vida y hace peligrar el futuro de generaciones venideras”.

El vertido registrado ayer en la ciudad.

El vertido registrado ayer en la ciudad. M. Méndez

También plásticos

Hay que tener presente que este enésimo vertido en el río Con, por muy "inocuo" que sea, se produce cuando en la ría arousana va en aumento la preocupación ciudadana por la presencia de focos contaminantes, tanto fecales como industriales.

Los plásticos también afectaron ayer al río y acabaron en el mar.

Los plásticos también afectaron ayer al río y acabaron en el mar. M. Méndez

Por cierto, que la penosa imagen que presentaba ayer el río Con a causa del vertido de lodos decantados era mayor, si cabe, debido a la gran cantidad de plásticos existente en sus aguas.

Compartir el artículo

stats