No es la primera vez que tiene problemas al volante, como lo demuestra el hecho de que le fuera retirado el permiso de circulación. Pero en esta ocasión la “broma” puede salir aún más cara a un vecino del municipio coruñés de Ribeira que se hizo pasar por otra persona para tratar de burlar a los agentes y ahorrarse una multa.

¡Pero no coló! Primero, porque la Policía Local de Rianxo se dio cuenta de que este varón, de 45 años, conducía sin carné. Y no lo tenía porque había perdido todos los puntos, a causa de “contratiempos” anteriores.

Y después, cuando los agentes le pidieron que se identificara, porque también comprobaron que les estaba dando datos falsos, concretamente los de un familiar, tratando de aprovechar el hecho de que guardan “un extraordinario parecido físico”, apuntan los propios municipales.

Usurpación de estado civil

Así pues, este arousano no solo tendrá que responder de un supuesto delito contra la seguridad viaria, por conducir sin permiso en vigor, y pagar la multa que quería evitar, sino que también tendrá que rendir cuentas por un delito de usurpación de estado civil, que es como se conoce eso de fingir ser otro, suplantando su filiación, paternidad, derechos y cualquier otro elemento que determine el estado civil de la persona suplantada. 

Un control de carretera de la Policía Local de Rianxo. FdV

Un delito, por cierto, así tipificado en el artículo 401 del Código Penal, donde se aclara que está castigado con la pena de prisión de seis meses a tres años.

Conductores ebrios y sin permiso de circulación

Este ciudadano ribeirense es solo uno de los conductores que la Policía Local de Rianxo denunció en las últimas semanas por diversos delitos contra la seguridad viaria.

Se trata de casos relacionados con la conducción bajo los efectos de bebidas alcohólicas o la pérdida de vigencia del carné por pérdida total de puntos. 

Violencia de género, robos y requisitorias judiciales

Por otra parte, los agentes rianxeiros, capitaneados por Raúl Frieiro, detuvieron a cinco individuos “por diversos ilícito-penales”.

Entre ellos, un varón de 23 años reclamado por la autoridad judicial y dos varones investigados por delitos de violencia de género, uno de 29 años y de nacionalidad española, y el otro, un belga de 31.

Vehículos de la Policía Local de Rianxo ante la casa consistorial. FdV

Los otros dos detenidos fueron una persona de 21 años y un menor, de 16, relacionados con un delito de robo con intimidación. Uno de ellos había participado en hechos similares poco tiempo antes en otro municipio de Arousa Norte. 

Control del tráfico y lucha contra las drogas

Al margen de todo esto, la Policía Local de Rianxo volvió a demostrar su enorme versatilidad colaborando con la Guardia Civil y participando en distintas campañas de vigilancia de tráfico.

De este modo, en junio y lo que va de mes “se realizó el control de 4.426 vehículos y conductores, detectándose un total de 44 infracciones administrativas, 22 en materia de velocidad, nueve por conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas y trece por conducción con presencia de drogas en el organismo”.

Paralelamente, “se instruyeron cinco denuncias administrativas por incumplimientos de la Ley de Seguridad Ciudadana y la incautación de diversas cantidades de sustancias estupefacientes.

Medidas frente al COVID y ejemplo de eficacia y transparencia

Al igual que se efectuaron operativos de control e inspección de establecimientos hosteleros, "efectuándose más de 840 visitas de inspección en cumplimiento de lo establecido en el plan de hostelería segura dentro da campaña de control de la pandemia, sin que se detectaran infracciones en la materia”.

Así lo detalla la propia Policía Local, que vuelve a dar ejemplo a este y otros cuerpos y fuerzas de seguridad tanto en efectividad como en transparencia.

Imagen de un vídeo con el que concienciar sobre los riesgos de conducir en estado ebrio. Policía Local de Rianxo

Falta de respeto a los agentes, antes de intentar cambiarse de ropa

La misma que le lleva a decir que el Juzgado de Instrucción número 1 de Padrón condenó a cuatro meses de multa con responsabilidad subsidiaria de privación de libertad a un varón de Rianxo como autor de un delito leve de falta de respeto a agentes de la autoridad.

Policías rianxeiros en Monte da Pena, con el río Ulla y Vilagarcía, al fondo. M. Méndez

Y todo por unos hechos ocurridos el 26 de febrero, cuando al ahora condenado, al presenciar una actuación policial en un accidente de circulación, no se le ocurrió mejor cosa que increpar a los policías intervinientes, dándose a la fuga cuando quisieron identificarlo y le pidieron la documentación.

Fue localizado posteriormente, cuando pretendía cambiarse de ropa para evitar ser reconocido. Como el que quiso hacerse pasar por otro, este individuo tampoco tuvo suerte y, como queda dicho, acabó siendo condenado.

Rescate de delfines comunes

Dicho todo esto, hay que destacar que la policía de la villa de Castelao también colaboró hace unos días en el complicado rescate de cuatro delfines comunes que, posiblemente perseguidos por una manada de arroaces (delfín mular) se adentraron en exceso en la ensenada de Taragoña y Beluso, entre los municipios de Rianxo y Boiro.

A consecuencia de ello, quedaron varados en el fango y estuvieron a punto de morir allí mismo. Pudo evitarse gracias a la rápida intervención de todo tipo de efectivos, entre los que estaban tanto este cuerpo policial como la Coordinadora para el Estudio de los Mamíferos Marinos (Cemma), encargada de la Red de Varamientos de Galicia.