Las condiciones meteorológicas de los últimos días han sido favorables para la expansión del mildiu en el viñedo, de ahí que la Estación Fitopatolóxica de O Areeiro recomiende a los viticultores una vigilancia estrecha de las plantaciones, sobre todo en aquellas parcelas en las que no se hizo un buen control de la vegetación, por lo que los racimos están poco aireados, o en las que no se emplearon adecuadamente los fungicidas.

En su último boletín fitopatológico, los técnicos de la estación dependiente de la Diputación de Pontevedra señalan que, “en la observación llevada a cabo esta semana se apreció la aparición de síntomas abundantes de este patógeno en las hojas y, según informaciones recibidas, también se percibieron síntomas de mildiu larvado de los racimos de algunas parcelas, que en algún caso llegaba a más de un 25 por ciento de los racimos”.

El personal de la Estación Fitopatolóxica señala igualmente que, “las condiciones meteorológicas ocurridas desde el pasado fin de semana favorecen el desarrollo del oidio, aunque el estado fenológico actual en el que se encuentran los racimos son poco sensibles a esta enfermedad”. Los técnicos indican asimismo que en el caso de la botritis, “se debe mantener la vigilancia donde haya daños o heridas dada la alta presencia de azúcar en las uvas a partir de ahora”. Se encuentra en la misma situación el “black rot”, aunque no se observaron cambios recientes.