Los alumnos de la escuela de verano de Valga visitan la laguna de Mina Mercedes

R.A.

La escuela de verano de Valga salió en la mañana de ayer de ruta con el grupo de alumnos de más edad, que se desplazaron junto a varios monitores y voluntarios a la Mina Mercedes.

Fue una expedición a pie desde el colegio de Baño, en el que se desarrollan las actividades estivales, hasta la laguna. Allí dieron de comer a los patos y los gansos, merendaron y realizaron un inventario de las distintas especies de árboles del entorno.

Esta escuela de verano, organizada por el Concello para favorecer la conciliación laboral y familiar durante las vacaciones escolares, dio comienzo con todas las plazas cubiertas ya en el primer turno que se prolongará hasta final de mes.

Treinta menores de entre 4 y 14 años participan en las actividades que se desarrollan en el recinto del colegio Baño-Xanza de 9.00 a 14.00 horas y en las que se fomentan valores como la igualdad de género o el respeto al medio ambiente.