Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El alcalde meañés evita tratar las mociones de los independientes

El regidor precisó que “el Concello hizo un esfuerzo muy grande cuando acordamos mil euros por local como ayuda a la hostelería”

Un pleno anterior celebrado en Meaño. |   //  NOÉ PARGA

Un pleno anterior celebrado en Meaño. | // NOÉ PARGA

El alcalde Carlos Viéitez convirtió el pleno extraordinario, solicitado por Meaño Independiente y que al final accedió a convocar, en una sesión de trámite, desviando el grueso de los siete puntos del orden del día al apartado de ruegos y preguntas. Un orden del día que, de hecho, ni siquiera contemplaba parte resolutiva alguna, tal y como se venían convocando los plenos hasta la fecha.

Únicamente el regidor se prestó a que la Corporación votase sobre dos cuestiones, pero no a modo de moción al uso. Una, sobre la toma de posición del pleno para instar a la Xunta de Galicia a la retirada de amianto y sustitución de la cubierta de edificios públicos que sean de su competencia (los CEIPs de Coirón y As Covas).

El tema no alcanzó la categoría de moción al tratarse de un asunto “que excede la competencia municipal”. Solo cabía adoptar una toma de posición de la Corporación, e instar a la Xunta a la retirada de amianto salió adelante con los votos del grupo de gobierno más Meaño Independiente, mientras el PSOE se abstuvo.

En cuanto al amianto de competencia municipal, para lo que MI demandaba que el pleno se posicionara en favor de elaborar un inventario de instalaciones municipales afectadas y la posterior retirada de amianto, el regidor Carlos Viéitez estimó que respondía a una competencia de la Alcaldía, por lo que derivó esa demanda a ruego.

El otro asunto sobre el que se posicionó la Corporación fue la propuesta de Independientes para que se aplicara una bonificación del cien por ciento de las tasas municipales en hostelería y pequeño comercio, durante un plazo cuatro años, para compensar el lastre por la situación covid.

El regidor, a instancias de un informe de secretaría-intervención, precisó que, adoptar un acuerdo en ese sentido sobre procedía como “modificación de las tarifas recogidas en cada ordenanza fiscal, a través de una disposición adicional transitoria, en la que se especifique, tanto las cuotas a aplicar a los sectores que se consideren, y además se indique el período durante el cual procede su aplicación”. Añadido, se advertía, que Meaño Independiente no amparaba su solicitud en un informe jurídico y económico en los que sustentar su propuesta, tal y como se le había requerido.

Aspérez Montes esgrimió que “informes en ese sentido fueron solicitados, en cambio, al PSOE, cuando se presentara una moción para la reducción del 20 por ciento en el transporte asistencial” (febrero de 2021).

Acto seguido, precisó su demanda de “iniciar los trámites oportunos para ello”, en relación a dicha disposición adicional, “por cuanto concellos como Sanxenxo, Poio o Cambados, entre otros –apuntó José Manuel Aspérez– ya habían aplicado este tipo de bonificaciones”.

No obstante, el alcalde precisó que “el concello ya hizo un esfuerzo muy grande cuando acordamos mil euros por local como subvención en apoyo a la hostelería” (abril de 2021), y que aprobar una bonificación así podría suponer un agravio comparativo, precisando que “algunos pequeños comercios, como los supermercados, incluso pudieron vender más por el COVID”.

Tras el debate, el regidor sometió a votación el iniciar dicho estudio para valorar la reducción. El grupo de gobierno de Carlos Viéitez bloqueó la propuesta con sus seis votos ante los cinco a favor manifestados por los independientes, mientras que el PSOE se decantó por la abstención.

Los demás asuntos del orden del día fueron relegados, por extensión, a ruegos, al considerarlos de competencia de la Alcaldía y no del pleno: elaborar un estudio económico y técnico, más otro geotécnico, que dictaminasen sobre la viabilidad del terreno adquirido para la construcción del auditorio (estudios que relaciona con la acusada pendiente y la preocupación por la posibilidad de encontrarse con un subsuelo granítico); reconocimiento de la deuda de las trabajadora del SAF (Servizo de Axuda no Fogar), en relación a los seis meses por el transporte que el concello no abonó; incluir como proyecto de seguridad viaria la construcción de aceras en el centro de Meaño, en un tramo pendiente desde hace décadas entre el pazo de Lis y el Campo da Feira; y la construcción de aceras en todo del vial de Abuín, vial que el concello ensanchará este año. Todos ellos quedarían relegados a ruegos.

Discrepancias por una convocatoria que cuesta 1.500 euros a las arcas municipales

El portavoz socialista, Manuel Radío, lamentó la celebración de un pleno que resultara baldío y que no se hubiera celebrado de forma telemática “cuando Meaño tiene 49 casos de COVID” (el registro más alto de la pandemia en este municipio), y comunicó que las dietas de los dos ediles socialistas se donarían a servicios sociales. Una donación que también anunciara en su día los independientes y que, en su caso, comprometían con colectivos municipales. José Manuel Aspérez lamentó (en relación al regidor) que “no hubiera habido ni una llamada telefónica para proponer el acuerdo de incluir estos asuntos en el pleno ordinario de la próxima semana (29 de julio), evitando el extraordinario y así nos ahorraríamos 1.500 euros en dietas”. Viéitez contestó diciendo que “el pleno lo convocaron ustedes”, (en relación a los independientes), a lo que Aspérez repuso que “quien convoca el pleno es usted, nosotros solo estamos en el derecho de solicitarlo”.

Compartir el artículo

stats