Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La explosión de COVID no se detiene en O Salnés y la comarca ya roza los 1.000 casos

Primera jornada del cribado con autocita en Fexdega.  | // NOÉ PARGA

Primera jornada del cribado con autocita en Fexdega. | // NOÉ PARGA

El avance del coronavirus no da tregua en O Salnés. La pandemia también se está descontrolando en O Grove, con 19 positivos más en un solo día, y en las últimas horas han aumentado el número de casos activos en todos los municipios. Esto, unido al vertiginoso crecimiento de infecciones que se produjo una vez más en Sanxenxo provoca que la comarca esté rozando ya el millar de personas con COVID-19.

La comarca arousana llegó con malas cifras (maquilladas solo por la moderada presión hospitalaria que, de todos modos, va en aumento) a la reunión del comité clínico de expertos que asesoran a la Xunta, y que se reunió ayer por la tarde en Santiago. La Consellería de Sanidade decidió no dar ningún dato de los acuerdos del comité hasta la conferencia de prensa prevista para hoy miércoles, por lo que los municipios no conocerán hasta entonces sus restricciones.

Noventa casos más en un día

El Sergas notificó la existencia de 90 casos activos más que en la víspera en el conjunto de O Salnés. Un día más, Sanxenxo es el municipio que presenta los peores datos, pues en las últimas horas se diagnosticaron 36 infecciones más, lo que hace un total de 285. La incidencia acumulada en Sanxenxo supera el millar de casos por cada 100.000 habitantes a siete días, y ronda los 1.500 casos a dos semanas, lo que prueba el error del comité clínico al decidir la semana pasada que el concello turístico tuviese solo restricciones medias.

En Vilagarcía hay 230 personas con COVID, nueve más que en la víspera, con lo que la capital arousana ya supera con creces el máximo de infecciones en la pandemia, que hasta ahora era de 216 (el 7 de febrero). La evolución es también negativa en el caso de Cambados, con 151 contagiados (nueve más). Por desgracia, se consolida también el empeoramiento de la situación en O Grove, que en pocos días pasó de ser un municipio casi libre de COVID a tener una de las peores incidencias de la comarca. El concello meco sumó en las últimas 24 horas, 19 contagios más, para un total de 77 positivos. Alcanza así el triste récord que en su momento forzó el confinamiento municipal.

La pandemia se está cebando sobre todo con los municipios turísticos

decoration

El alcalde, José Cacabelos, volvió a pedir a la población cautela y mucha responsabilidad, pues un paso en falso podría arruinar el verano a docenas de empresas locales. Cacabelos hace un llamamiento especial a los jóvenes, habida cuenta de que hasta hace unos días suponían en torno al 70 por ciento de los contagiados en la localidad. Cacabelos explica, además, que 62 de las infecciones se produjeron en la última semana, por lo que la incidencia acumulada va a ser muy alta.

En las últimas horas también salió en apoyo de la hostelería local Constantino Cordal, concejal de Sanidade de Cambados. Tras reunirse con la asociación Zona Centro, volvió a pedir que se permita a la hostelería trabajar en el interior de los locales, a cambio de que se endurezcan otras medidas de control.

Los demás concellos

Tampoco invita a la tranquilidad la situación en Vilanova, ya que en el último reporte de la Xunta figura con 74 personas diagnosticadas de COVID-19, siete más que en la jornada anterior. En Meaño hay 49 enfermos (siete más); en A Illa son 36 (uno más); en Meis, 29, uno más; y en Ribadumia, 24 (uno más).

En el cómputo global de O Salnés hay 955 enfermos, 90 más que el día anterior. Si lo que se toma como referencia es el área sanitaria de Pontevedra y O Salnés, hay 2.101 casos activos (122 más que en la víspera), mientras que las cifras de hospitalizados siguen en aumento, con 16 personas ingresadas en planta (solo una de ellas en el Hospital do Salnés), y cinco en la UCI. Hace solo tres días había los mismos pacientes en críticos, pero solo ocho en planta.

Pilar Rodríguez, con su hijo Jesús, ayer en Vilagarcía Noé Parga

Una madre contra el muro administrativo del Sergas

Hace una semana, la cambadesa Pilar Rodríguez contaba la estremecedora historia de su hijo Jesús Bugallo Rodríguez, un hombre de 30 años con espina bífida que todavía no ha recibido vacuna alguna contra el COVID, pese a ser una persona de alto riesgo. “Lo llaman para los cribados, pero de vacunarlo no se acuerda nadie”, se queja la progenitora.

Pilar Rodríguez acudió ayer con su hijo a Fexdega (Vilagarcía), para realizar una prueba de antígenos. Pero se negó a sacarlo del coche, pues sostiene que contraer el COVID podría ser letal para él. Por ello, el personal de enfermería salió de pabellón para tomarle la muestra al cambadés en el vehículo. La mujer volvió a preguntar cuándo lo vacunarán, y de nuevo nadie supo responderle.

Jesús Bugallo es un gran dependiente, y su madre lleva tiempo pidiendo que le inmunicen contra el coronavirus, por ser una persona de riesgo. Pero todas sus peticiones cayeron hasta ahora en saco roto. “Llamé al teléfono 881, a Pontevedra, a A Coruña... y nadie sabe explicarme la razón por la que no sale el nombre de Jesús en el sistema para vacunarlo. Ya no sé qué más hacer. Llame donde llame, nadie me responde”.


Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Recuerda que con la entrada en vigor de la Normativa Europea PSD2 se requiere un doble proceso de validación a la hora de realizar la transacción.
Te recomendamos tener a mano tu móvil. Estamos aquí para ayudarte, 986 814 700.

Compartir el artículo

stats