Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La carpintería de ribera no está sola

Uno de los barcos en construcción en Astilleros Catoira (Rianxo).

Uno de los barcos en construcción en Astilleros Catoira (Rianxo). FdV

Rosa Quintana, la conselleira de Mar, se mantiene firme en su intención de contribuir a recuperar la carpintería de ribera y preservar la cultura marítima tradicional. Esto pasa, entre otras acciones, por el mantenimiento de los astilleros que se esparcen por la costa gallega, los cuales, como tantos otros subsectores ligados al mar, atraviesan serias dificultades.

11

La flota de Arousa, en dique seco

Así lo dejó patente en la visita cursada ayer a Astilleros Catoira, en el puerto arousano de Rianxo, y también mediante la firma de un nuevo convenio de colaboración con la Asociación Galega de Carpintería de Ribeira (Agalcari), que de este modo recibe 30.000 euros para desarrollar este mismo año “acciones de recuperación, conservación y divulgación del patrimonio marítimo gallego”, así como para “la protección de este oficio tradicional”.

La visita de la conselleira de Mar, Rosa Quintana, a Astilleros Catoira, en Rianxo. FdV

Una ayuda, sin duda, importante para este colectivo, constituido en 2007 para contribuir a mejorar la competitividad de sus socios y en el que se agrupan la práctica totalidad de los astilleros de la comunidad.

También la citada empresa del muelle rianxeiro, donde ocupa alrededor de 1.600 metros cuadrados de superficie y que comenzó su andadura en la construcción de buques pesqueros de madera tradicional hace más de un siglo, encargándose desde entonces de la construcción, reparación y mantenimiento de embarcaciones de recreo, pesca y auxiliares de acuicultura.

Embarcaciones tradicionales en el puerto de Muros. M. Méndez

Fue allí donde la titular de Mar, que estuvo acompañada por la directora xeral de Desenvolvemento Pesqueiro, Susana Rodríguez, incidió en el apoyo de la Xunta “a la construcción naval en madera y a la preservación de nuestro patrimonio cultural y marinero”.

Hay que tener presente, y en ello abundó la propia Quintana, que Galicia es de las últimas regiones que quedan en el viejo continente “donde la carpintería de ribera conserva su vínculo con el territorio”, pero también “la que tiene mayor densidad y actividad de construcción naval en madera”.

De ahí la necesidad de colaborar con este sector, tanto para favorecer su renovación y modernización como para buscar el relevo generacional en el mismo, diversificar la producción e invertir en I+D+i.

Agalcari tiene mucho que decir en todo ello, como también en el desarrollo del “Plan de la cultura marítima de Galicia-Horizonte 2030”, que se elaborará al abrigo de un convenio de colaboración entre la Consellería do Mar y la Universidade da Coruña para diseñar acciones con las que proteger el patrimonio y la cultura marítima y “blindar su futuro”.

En este contexto, está previsto redactar un documento base “en el que se recogerán las líneas estratégicas, iniciativas y acciones a desarrollar en ese plan durante el período 2021-2023, así como los pasos a seguir en los siguientes años, con la finalidad de preservar la cultura marítima de la comunidad”, detallan en Mar.

Y su titular abunda en ello diciendo que esta medida “abarcará todo el litoral de Galicia, con el objetivo de definir las líneas de las políticas culturales uniendo las tradiciones y el valor del patrimonio marítimo”.

Compartir el artículo

stats