Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A Illa baraja la posibilidad de celebrar eventos gastronómicos

A Illa quiere recuperar las fiestas gastronómicas. | // NOÉ PARGA

Las fiestas gastronómicas que se celebraban cada verano en la zona de O Cantiño, en A Illa de Arousa, eran el sustento económico de los clubes deportivos del municipio, por lo que su suspensión, a causa de la pandemia, supuso un duro golpe para todos ellos. Clubes y Concello han estado reuniéndose en las últimas semanas para analizar la posibilidad de recuperarlas ya que este tipo de eventos son fundamentales para la viabilidad económica de las entidades deportivas del municipio.

Eventos como las exaltaciones de la navaja o del mejillón ya están descartados, pero si se baraja la alternativa de celebrar una serie de fiestas gastronómicas durante los fines de semana del mes de agosto, unas fiestas que sirvan para garantizar unos ingresos que sirvan para afrontar la próxima temporada a las entidades deportivas.

El acuerdo al que se ha llegado con el Concello es que las fiestas se celebrarían siempre y cuando el municipio se encuentre en el nivel más bajo de restricciones y se cumplan de forma escrupulosa las normas anticovid aprobadas por las autoridades sanitarias: distancia de seguridad, geles, número máximo de personas, mascarillas y todas aquellas que se fijen.

Solo tendrían lugar en caso de que el concello estuviese en el nivel de restricciones más bajo y se llevarán a cabo al resultar fundamentales para la viabilidad económica de los clubes deportivos del municipio, que se repartirán los dividendos que generen

decoration

El lugar elegido para su celebración sería el paseo de O Cantiño, el lugar habitual para ello, y participarían todos los clubes, entre los que se repartirían los ingresos que generase el evento o los eventos que se realicen.

El alcalde de A Illa, Carlos Iglesias, reconocía ayer que la posibilidad de recuperar estos eventos gastronómicos tan importantes para los clubes “está encima de la mesa y que estamos sopesando, pero solo si el nivel de restricciones en el que se encuentre el municipio es el más bajo y se adopten las medidas adecuadas para garantizar la seguridad de los organizadores y de los asistentes”.

Iglesias reconoce que la celebración de estos eventos gastronómicos, aunque solo fuese un fin de semana del mes de agosto “supondría acercarse a la antigua normalidad, algo que deseamos todos y, sobre todo, un ingreso económico muy importante para la actividad que desarrollan los clubes deportivos, que se ha visto seriamente afectada en este año y medio de pandemia”. Insiste Iglesias en que “estas fiestas son fundamentales para su actividad anual y suponen una importante promoción para los productos marisqueros del municipio, de los que depende la mayor parte de la economía de este Concello”. Desde que se inició la pandemia, municipios como el vecino Vilanova han celebrado eventos gastronómicos diseñando antes un plan de seguridad para limitar los posibles contagios, algo que se pretende realizar en A Illa, porque el objetivo es que "la gente disfrute de nuestra gastronomía en condiciones de seguridad y sin temor a posibles contagios".

Compartir el artículo

stats