Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tino Cordal, sobre la explosión de positivos en Sanxenxo: "Puede convertirse en el Mallorca gallego"

Personas ya vacunadas en Fexdega, ayer minutos después de recibir el pinchazo. |   // NOÉ PARGA

Personas ya vacunadas en Fexdega, ayer minutos después de recibir el pinchazo. | // NOÉ PARGA

El número de casos de coronavirus en el municipio de Sanxenxo lleva una semana escalando a un ritmo de vértigo. Ayer mismo, el Sergas notificó que hay 213 personas infectadas en la localidad, lo que supone 47 más que el viernes. Unos datos escalofriantes pese a los cuales el comité clínico de expertos que asesora a la Xunta de Galicia decidió mantener a la localidad en el nivel medio de restricciones.

La decisión ha sido duramente contestada en varios municipios de O Salnés, y el concejal de Sanidade de Cambados, Constantino Cordal, ha llegado a decir que Sanxenxo va camino de convertirse, “en el Mallorca gallego”, en alusión al megabrote de los viajes de fin de curso que recordó a España que la pandemia no ha terminado.

“Exigimos un cambio drástico en la Xunta, y que deje de tratar con favoritismos a Sanxenxo, que puede convertirse en el nuevo Mallorca gallego”, manifestó Cordal. “Con el ocio nocturno abierto allí, se está convirtiendo en el origen de brotes que luego pueden expandirse por otros ayuntamientos de O Salnés y de Galicia”, añade el edil.

Datos malos en la comarca

La situación sanitaria en el área sanitaria de Pontevedra y O Salnés es mala, pues los contagios suben a ritmos que no se conocían desde la violenta ola de COVID que siguió a la Navidad. Hay cuatro municipios en el nivel alto de restricciones (A Illa, Vilagarcía, Cambados y Vilanova), y uno en el medio (Sanxenxo). Sin embargo, los datos de Sanxenxo son los peores de la comarca desde hace unos días, a pesar de lo cual el comité clínico que asesora a la Xunta y que decide sobre el control de la pandemia, ha acordado imponer a la localidad turística limitaciones más suaves que a los otros concellos afectados.

Vilagarcía ya tiene 215 infectados, uno menos que el récord de la pandemia, que se registró a principios de febrero pasado

decoration

Este criterio ha levantado una ola de indignación en O Salnés, hasta el extremo de que incluso se ha quejado públicamente el alcalde de Vilanova, Gonzalo Durán, que es del Partido Popular. El viernes, Durán manifestó que no entiende las decisiones del comité clínico, dijo que la Xunta no ha pensando en el bienestar común y llegó a pedir a sus vecinos que no acudan este fin de semana a Sanxenxo, pues está seguro de que el riesgo de contraer el COVID es elevado.

Al estar en nivel medio de restricciones, en Sanxenxo puede seguir abierto el ocio nocturno, y los bares y restaurantes pueden atender clientes en el interior de los locales, algo que no pueden hacer en Vilagarcía, Cambados, Vilanova y A Illa, pese a tener unos datos de infecciones incluso mejores.

En riesgo de ruina

Mientras, Constantino Cordal ha vuelto a reclamar a la Xunta que cambie las medidas de control de la pandemia, “porque no son efectivas”. Sobre esto, el concejal plantea que Cambados lleva una semana con la hostelería cerrada en el interior, a pesar de lo cual los casos activos de coronavirus han aumentado en 81.

Cordal exige al gobierno autonómico que deje trabajar a la hostelería al 30 por ciento en interior, porque avisa de que con las restricciones actuales y el cariz que está tomando la crisis sanitaria, “la hostelería está condenada a la ruina”.

Y es que la situación es muy mala, con los contagios subiendo en todos los municipios y alcanzando las cotas vividas en los momentos más duros de la epidemia. Un ejemplo de ello es Vilagarcía, donde a media tarde del viernes (último dato registrado) había 215 personas con COVID, a un solo caso del récord absoluto de la pandemia, que se produjo el 7 de febrero (216 positivos), en plena resaca de los excesos navideños.

Otro municipio que ya ha superado su récord en la pandemia es Meaño, pues ha pasado a 43, trece más que los notificados a media tarde del jueves. Y la tendencia vuelve a ser negativa en O Grove o Meis, con en torno a una decena de positivos nuevos en una sola jornada. La única nota positiva es la de A Illa, con dos casos activos menos que en la víspera. Los números totales de la comarca y del área sanitaria son también muy preocupantes, y en lo que respecta a las hospitalizaciones, hay un ingresado en O Salnés y cinco en cuidados intensivos en Montecelo.

Compartir el artículo

stats