Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El “indulto” del comité clínico a Sanxenxo provoca una ola de indignación en O Salnés

Ciudadanos con mascarilla, paseando ayer por el centro de Vilagarcía. |   // NOÉ PARGA

Ciudadanos con mascarilla, paseando ayer por el centro de Vilagarcía. | // NOÉ PARGA

Varios municipios de O Salnés observan con recelo desde hace días las decisiones del comité clínico y de la Xunta de Galicia referidas al municipio de Sanxenxo, pues ven como los casos de coronavirus se están disparado en la localidad y, sin embargo, no sufre las restricciones sociales que sí se le impusieron a Vilagarcía, Cambados, Vilanova y A Illa. Esos recelos se convirtieron a primera hora de la tarde de ayer en una ola de abierta indignación.

Incluso el alcalde de Vilanova, Gonzalo Durán, del Partido Popular, cargó con dureza contra la decisión adoptada por el comité clínico que asesora a la Xunta de Galicia en el control de la pandemia. “Ni como alcalde ni como médico soy capaz de entender lo que ha pasado... No hay justificación ninguna”, declaró.

El comité clínico acordó en su reunión de ayer que Vilagarcía, Cambados, Vilanova y A Illa sigan en el nivel alto de restricciones. Esto implica, por ejemplo, que los bares y restaurantes no pueden trabajar en el interior, y que tendrán que limitar el aforo en las terrazas al 50 por ciento. Sanxenxo, en cambio, sigue en el nivel medio, de modo que su hostelería podrá seguir trabajando dentro del local (al 30 por ciento), y su aforo en terraza será mayor también al de los municipios citados antes.

"Ni como alcalde ni como médico soy capaz de entender lo que ha pasado... No hay justificación ninguna”

Gonzalo Durán - Alcalde de Vilanova

decoration

El hecho de que cuatro de estos municipios estén en nivel alto y Sanxenxo en el medio ha causado un enorme malestar en O Salnés porque la situación del COVID es ahora mismo peor en Sanxenxo que en otros municipios, y en cambio tiene restricciones más suaves. Ayer mismo, el Sergas indicó que en este municipio eminentemente turístico había 166 personas infectadas, lo que supone 45 más que en la víspera. La incidencia acumulada en Sanxenxo supera los 860 casos por 100.000 habitantes a siete días, la cifra más elevada de la comarca. En invierno, esos datos abocarían a Sanxenxo al cierre total de la hostelería, al confinamiento municipal y a la prohibición de reuniones entre no convivientes. Ahora, sin embargo, están en el segundo escalón de riesgo más liviano.

Explicación de la Xunta

La Xunta de Galicia argumenta que la pandemia ha cambiado, puesto que si bien hay una explosión de casos, esta no va acompañada de un aumento proporcional de hospitalizaciones ni de pacientes graves. Además, ya hay mucha gente vacunada. En consecuencia, añade el gobierno autonómico, procede cambiar las restricciones.

Según la Xunta, Sanxenxo se ha quedado en el nivel medio porque ahora para pasar a restricciones más altas hay que tener unos índices de contagios mucho mayores que hace solo una semana. Siete días atrás, Sanxenxo habría estado en la antesala del cierre perimetral; hoy, en cambio, solo está en nivel medio porque el cambio de criterios le ha cogido en un momento con no demasiados contagios.

El gobierno autonómico explica en la orden del Diario Oficial de Galicia publicada ayer que, dado que el vertiginoso aumento de casos en Sanxenxo ha sido tan reciente, “no es posible que los técnicos que realizan el estudio de casos y brotes determinen el riesgo real de este ascenso ni las características de los casos ni su riesgo de extensión o evolución a corto plazo”. Por ello, se decidió mantener a la localidad en riesgo medio, pero sometido a una “estricta vigilancia”.

Vilagarcía, Vilanova, A Illa y Cambados tuvieron peor suerte que Sanxenxo, al entrar en el nivel alto de restricciones antes del cambio de criterio de la Xunta

decoration

Los miembros del comité clínico no han sido tan benevolentes con Vilagarcía, Cambados, Vilanova y A Illa. Con los nuevos criterios de la Xunta, deberían estar en el nivel medio de restricciones, y sin embargo seguirán en el alto en el mejor de los casos media semana más. ¿La razón? Entraron en el nivel alto antes de que la Xunta cambiase sus criterios.

“Los concellos de Vilagarcía, Vilanova y Cambados, aunque sus tasas ajustadas indican un nivel medio, entraron en el nivel alto el 9 de julio y uno de los criterios que se mantiene desde el inicio de la pandemia es que una vez que un concello entra en un determinado nivel, para desescalar a uno inferior debe continuar con tasas del nivel inferior por lo menos durante 10 o 15 días”, indica el DOG. Las explicaciones no han convencido en absoluto a los dirigentes políticos de los municipios perjudicados.

Reacciones furibundas

El alcalde de Vilanova, Gonzalo Durán ha llegado a solicitar a sus vecinos que, “no vayan a Sanxenxo estos días, porque van a traer más casos para Vilanova”. El alcalde alerta de que durante este fin de semana se van a celebrar en la localidad turísticas numerosos eventos, que quizás propaguen el virus por toda la comarca.

Para el regidor no se ha pensado, “en el bienestar común”, sino que se ha intentado beneficiar a un municipio. Por ello, anunció que va a estudiar medidas legales junto a la hostelería de Vilanova en contra de esta decisión autonómica.

El alcalde de A Illa, Carlos Iglesias, está igualmente enfadado, pues entiende que la decisión de la Xunta, “es totalmente discriminatoria, ilegal y arbitraria, no se entiende en absoluto”.

Mientras, Alberto Varela, de Vilagarcía, pidió antes de conocer la decisión del comité clínico que, “todos los empresarios y trabajadores de la hostelería tengan las mismas oportunidades”. Ya por la tarde, el Ayuntamiento remitió un comunicado en el que indica que, “ni hosteleros ni comerciantes entienden que otros concellos puedan mantener sus establecimientos abiertos cuando presentan datos iguales, cuando no peores, a otros municipios de O Salnés que, sin embargo, están catalogados en un nivel superior de restricciones”.

“Resulta difícil de comprender como un concello con una incidencia superior a la de Cambados está en un nivel de restricciones menor”

Constantino Cordal - Concejal de Sanidade de Cambados

decoration

El acuerdo del comité clínico también ha escocido mucho en Cambados. El concejal de Sanidade, Constantino Cordal, ha manifestado que, “las normas deben ser iguales para todos los concellos”, y que, “resulta difícil de comprender como un concello con una incidencia superior a la de Cambados está en un nivel de restricciones menor”. Sin salir de Cambados, el Bloque Nacionalista Galego manifiesta que hay, “un doble rasero” para la Xunta, y que esto, “crea una competencia desleal entre sectores hosteleros de distintas villas, pero muestra además una clara preferencia por parte de la Xunta hacia ciertos ayuntamientos de su color político”.

La reunión del comité clínico se celebró en un momento en el que se ha vuelto a producir un fortísimo incremento de casos de COVID en O Salnés. Sin llegar al extremo de Sanxenxo, con 45 infecciones más en un solo día, también es llamativo el incremento de Vilagarcía, con 22 positivos más que en la víspera. De este modo, la capital arousana ya rebasa los 200 casos activos, uno de los peores registros desde el inicio de la pandemia. También es muy preocupante la evolución en Cambados (23 positivos más en una sola jornada), y en menor medida de O Grove o Meaño.

La hostelería podrá ampliar sus terrazas para tener más aforo y trabajar hasta la una de la mañana

Una de las novedades que introduce la Xunta en el control de la pandemia es el aumento de los aforos de la hostelería en el exterior, habida cuenta de que al aire libre hay menos riesgo de contagio. El alcalde de Vilagarcía, y presidente de la federación gallega de municipios, Alberto Varela, manifestó ayer que el gobierno autonómico permitirá ampliar el aforo de las terrazas hasta el 100 por ciento, siempre y cuando los hosteleros aumenten la superficie de sus terrazas, pues tendrá que mantenerse la distancia de metro y medio entre mesa y mesa. Alberto Varela se reunió ayer al mediodía con representantes de los sectores de la hostelería y el comercio de Vilagarcía, y les explicó que había solicitado a la Xunta de Galicia este cambio de criterio relativo a las terrazas, que horas más tarde fue publicado en el DOG. De este modo, los hosteleros podrán beneficiarse de una autorización temporal para ocupar más espacio público del que figura en su licencia. Asimismo, se acordó que todos los negocios de hostelería podrán funcionar como cafetería como mínimo hasta la una de la mañana, aunque solo en terraza.

Compartir el artículo

stats