Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una procesión de alimentos en honor de la Virgen del Carmen

La recogida de alimentos se mantendrá durante toda la semana.  |

La recogida de alimentos se mantendrá durante toda la semana. | Iñaki Abella

La festividad de la Virgen del Carmen en A Illa es mucho más que una celebración. La identificación de toda la población no se limita lo más mínimo en tiempos de COVID en los que no hay verbenas ni procesión marítima.

La labor del grupo de voluntarias está multiplicando los buenos resultados. | // I. ABELLA

David Álvarez, cura párroco de A Illa, ha sido el artífice de convertir los cambios obligados marcados por la actualidad sanitaria en una oportunidad de transformar la fe y la devoción en una oportunidad de ayudar a los demás. La idea surgió el pasado año, en aquel 2020 de infausto recuerdo y en el que la cancelación de todo acto obligó, como en el actual 2021, a circunscribir toda actividad a oficios religiosos.

David Álvarez, cura párroco de A Illa, ha sido el artífice de convertir los cambios obligados marcados por la actualidad sanitaria en una oportunidad de transformar la fe y la devoción en una oportunidad de ayudar a los demás

decoration

Una de las prohibiciones de la normalidad pandémica atacaba de raíz a uno de los hábitos más ancestrales en toda celebración de la Virgen del Carmen. Las ofrendas de dinero a la talla quedaron totalmente prohibidas, pero lo que no se puede contener es el deseo de participar en beneficio de la comunidad eclesiástica.

Tampoco faltan los alimentos para los más pequeños entre la solidaridad vecinal. Iñaki Abella

En ello encontró David Álvarez el motivo para convertir todo ese afán de agradecimiento a la Virgen del Carmen en una campaña de recogida de alimentos, así como productos sanitarios y de higiene, que ya el pasado año se convirtió en un auténtico éxito con más de una tonelada de productos recogidos en base a la animosidad de muchos devotos.

Ya el pasado año se convirtió en un auténtico éxito con más de una tonelada de productos recogidos

decoration

Con unas limitaciones prácticamente repetidas respecto a doce meses atrás, repetir la iniciativa era casi materia obligada y la apuesta está volviendo a resultar ganadora. Desde principios de esta semana, son muchas las personas que se acercan la Casa Rectoral o a la misma iglesia para entregar allí su aportación en forma de alimentos no perecederos. También hay mascarillas, pañales o desodorantes. Todo es válido para mostrar la gratitud y el compromiso de los isleños.

Son muchas las personas que se acercan la Casa Rectoral o a la misma iglesia para entregar allí su aportación en forma de alimentos no perecederos

decoration

Un amplio equipo de mujeres voluntarias se encargan de ayudar en la campaña de recogida de alimentos en una forma más de expresar sus ganas de ayudar a la parroquia. Una recogida de alimentos que luego se hace llegar a las familias más necesitadas de A Illa casi en forma de ayuda divina.

Compartir el artículo

stats