Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alcaldes y hosteleros denuncian un trato "discriminatorio" al subir Sanxenxo al nivel medio

La hostelería de Vilagarcía (en la foto), Cambados, A Illa y Vilanova solo puede abrir en terraza. Iñaki Abella

Gran malestar e indignación en Vilagarcía, Cambados, A Illa y Vilanova a raíz de las últimas decisiones tomadas por el comité clínico en cuanto a las restricciones COVID. Estos cuatro concellos permanecen en el nivel alto (lo que conlleva el cierre de la hostelería en interior), mientras que Sanxenxo, con una incidencia a siete días superior a todos los municipios nombrados, subirá el sábado al nivel medio, lo que permitirá a sus bares y restaurantes continuar trabajando (dentro al 30% y en terraza al 50%), así como al ocio nocturno. Los alcaldes arousanos consideran que se trata de “una discriminación” y urgen a la Xunta un trato igualitario.

La incidencia concello a concello

En base a los últimos datos publicados en la página web de coronavirus del Sergas, Sanxenxo tiene una incidencia acumulada a siete días de 505 casos por 100.000 habitantes, una cifra que duplica los 258 de Vilagarcía y los 185 de Vilanova. También supera los 408 de Cambados.

Sanxenxo tiene una incidencia acumulada a siete días de 505 casos por 100.000 habitantes, una cifra que duplica los 258 de Vilagarcía y los 185 de Vilanova

decoration

Tomando como referencia la incidencia a catorce días, Sanxenxo contabiliza 534 positivos por cada 100.000 vecinos, más que Vilagarcía (455) y Vilanova (478). Analizando este parámetro, A Illa y Cambados se encuentran en peor situación que el municipio sanxenxino, con 892 y 648 de incidencia respectivamente.

La curva sigue disparándose en toda la comarca. Ayer había 70 casos activos más que el día anterior, por lo que ya se supera con creces el medio millar de contagios en O Salnés. Vilagarcía computa 177 (10 más en 24 horas), Sanxenxo 97 (22 más), Cambados 92 (13 más), Vilanova 51 (4 más), A Illa 45 (4 más), O Grove 23 (7 más), Meaño 20 (7 más) y Ribadumia 13 (2 más).

Incomprensible

Después de “la sorprendente decisión de la Xunta de Galicia de mantener a Vilagarcía, junto con otros tres concellos de O Salnés, en el nivel alto de restricciones mientas otros municipios con una incidencia que duplica a la anterior están en un nivel más bajo” -exponen desde Ravella-, el alcalde Alberto Varela ya se dirigió a Sanidade para mantener lo antes posible una entrevista con el conselleiro con el objetivo de “recibir una explicación convincente por estos distintos criterios a la hora de desarrollar la lucha contra el COVID”.

Asimismo, el regidor socialista trasladará a García Comesaña las alternativas al cierre que plantea la hostelería, como la modificación de licencias o la ampliación de la superficie de las terrazas manteniendo la distancia de seguridad.

"Para que una norma sea asumida por la población, primero debe ser entendida por quien debe cumplirla”

Alberto Varela - Alcalde de Vilagarcía

decoration

El alcalde vilagarciano denuncia “la doble vara de medir” de la Xunta y recalca que “para que una norma sea asumida por la población, primero debe ser entendida por quien debe cumplirla”. Y sin embargo ni hosteleros, ni comerciantes ni el gobierno local ni los propios ciudadanos entienden las decisiones que acaba de tomar el comité clínico. Varela advierte de que “esta diferencia de trato lo único que hace, además de elevar las quejas de los colectivos, es dañar la reputación de la marca turística” de O Salnés como geodestino.

Las medidas “no funcionan”

Por su parte, la alcaldesa de Cambados, Fátima Abal, tampoco comprende que Sanxenxo esté en un nivel distinto a los otros cuatro concellos cuando “tiene un número de positivos muy similar a los nuestros”. Recuerda la regidora que “los cambadeses, para poder comer fuera o tomar un café, se desplazan a municipios vecinos y si en ese trayecto se llegasen a contagiar, computarían como casos de Cambados” al tener tarjeta sanitaria en la villa albariñense. Al igual que los demás alcaldes de las localidades afectadas, Abal reitera la petición a Sanidade de que “revise los criterios y no discrimine a unos concellos con respecto a otros”.

"A pesar de las restricciones aplicadas al sector, los casos de COVID siguen aumentando estando los establecimientos hosteleros cerrados"

Fátima Abal - Alcaldesa de Cambados

decoration

La alcaldesa asegura que las medidas aplicadas no están teniendo resultados: “Nos preocupa enormemente la situación de la hostelería. A pesar de las restricciones aplicadas al sector, los casos de COVID siguen aumentando estando los establecimientos cerrados. Está constatado que la mayoría de brotes se producen en el ámbito familiar, reuniones en las viviendas o jóvenes que se juntan en el botellón o en otros sitios fuera de los bares”.

Fátima Abal admite el aumento de contagios en su pueblo, si bien lanza un mensaje de “tranquilidad” porque “la gran mayoría de personas están vacunadas y no hay casos graves ni hospitalizaciones”.

“Hay que reconocer que nos sentimos perjudicados”

Constantino Cordal - Concejal de Sanidad de Cambados

decoration

El concejal cambadés de Sanidad, Constantino Cordal, coincide con las demás voces al considerar “difícil de comprender” que concellos con una incidencia más alta que el suyo estén en un nivel de restricciones inferior. Reclama un “trato igualitario” para todos los municipios y reconoce que “nos sentimos perjudicados”, por lo que seguirá reivindicando un cambio en los criterios.

En riesgo la paz social

El alcalde de A Illa, Carlos Iglesias, avisa de que “la gente está nerviosa, sobre todo el sector de la hostelería de los concellos en nivel alto”, y más ” tras conocer “la discriminación” entre unas localidades y otras. “Los ánimos se van a recrudecer y las opiniones no van a ser todo lo pacíficas que pudieran”, advierte. “Pedimos encarecidamente a la Xunta que trate a todos los ayuntamientos por igual porque somos nosotros quienes tenemos que mantener la paz pública. O todos en el nivel alto o todos en el medio”, dice Iglesias en alusión a Sanxenxo, Cambados, A Illa, Vilanova y Vilagarcía.

"La gente está nerviosa, sobre todo en el sector hostelero, y somos los concellos los que tenemos que mantener la paz pública. O todos en el nivel alto o todos en el medio"

Carlos Iglesias - Alcalde de A Illa

decoration

En el sector hostelero los ánimos están muy caldeados. Los grupos de Whatsapp están que arden y ya se están organizando para convocar nuevas movilizaciones. “No criticamos la hostelería de Sanxenxo pero no puede haber hosteleros de primera y hosteleros de segunda. Nos tienen que tratar igual. Nos sentimos totalmente discriminados. Es triste, pero en este país solo funciona el ruido. Si no quemas contenedores o no rompes algo no te hacen ni caso”, concluye Javier Jorge, portavoz de los hosteleros de Vilanova.

Desde el sábado las reuniones en las terrazas se reducen de 15 a 10 personas en todos los niveles.

Fexdega estrena los cribados con autocita para jóvenes el día 20

El próximo martes 20 de julio Fexdega estrena los cribados con autocita para jóvenes de 16 a 35 años. Las pruebas se harán en dos días (20 y 21 de julio) y los interesados de todo el área sanitaria ya pueden pedir cita en el siguiente enlace: https://coronavirus.sergas.gal/cribado/rexistro.aspx.

El Sergas continúa igualmente con los tradicionales cribados con cita. Ayer comenzó uno en el centro de salud de Baltar (Sanxenxo) con 500 citados de 18 a 35 años. Seguirá hoy con otros 500 convocados y mañana con igual cifra. Entre mañana y sábado se llevará a cabo uno en Fexdega para jóvenes de Vilagarcía, Vilanova, Cambados y A Illa. Serán 1.200 personas de 18 a 35 años el viernes y otras 1.200 el sábado. Ambas jornadas tendrán horario de mañana y tarde. También habrá cribados para jóvenes de Pontevedra, Poio y Marín.

Compartir el artículo

stats