Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El parque de Faxín cierra el proyecto de esparcimiento en el río Chanca

Entorno del río Chanca, uno de los parajes naturales de Meaño.

Entorno del río Chanca, uno de los parajes naturales de Meaño.

El Concello de Meaño propone formalmente a los propietarios la adquisición de los terrenos necesarios para la construcción de una senda fluvial sumada a un área recreativa en el paraje denominado Faxín en Ponte-Dena.

Se trata de dos fincas transversales con el cauce del río Chanca, que lo unen al vial interior que comunica la plaza de Ponte-Dena con el área recreativa de O Pasales, próximo a la desembocadura del río. Ambas parcelas están situadas en suelo rústico de protección de espacios naturales, según se acredita en el informe del arquitecto municipal, y que ratifica este espacio como adecuado para tal fin, dado su cercanía a la plaza y a la Rúa Ponte-Dena con la PO 550.

Cada una de ellas se documentan con mediciones de 2.068 metros cuadrados y 716, respectivamente, y para ello el Concello ofrece un precio de compra a razón de 10 euros el metro cuadrado. Ello supondría a las arcas municipales un desembolso de 27.160 euros, en relación a los 20.680 euros por los 3,4 ferrados de la parcela de mayores dimensiones y el 1,1 de la finca menor. Tal y como establece la norma, a la hora de adquirirlas ambas deben estar libres de cualquiera carga o gravamen y figurar al corriente de pago de impuestos. La documentación para esta adquisición, elaborada por la firma Ceres, permanece ya al acceso público para su consulta.

Decisión colegiada

Esta decisión responde al acuerdo adoptado en Xunta de Goberno Local este pasado lunes, órgano de cuatro miembros que, junto al regidor Carlos Viétez, integran sus ediles Ramón Tilve Castro, Ramón Alfonso Piñeiro y María Estévez Barbeito.

La compra de estos terrenos responde a un proyecto para poner en valor a la desembocadura del Chanca, ya perseguido hace años. Es en este tramo de ribera a lo largo de unos 200 metros que discurre entre la PO-550 y Os Pasales, donde se pretende construir la senda fluvial, más reforzar la zona con un segundo espacio recreativo, fines para los que se compran estos terrenos.

Proyecto

De hecho, este proyecto ha sido seleccionado el pasado mes de abril como uno de los 39 que subvencionados por el Grupo de Acción Local del Sector Pesquero de Pontevedra. Una actuación que el Concello dirigía en este enclave en una doble vertiente: por una , la construcción de la senda fluvial entre la Praza de Ponte-Dena y la desembocadura del río Chanca; y por otra, la faceta educativa, con un programa de charlas en los colegios con visita guiada a las costas de Dena, para divulgar in situ el ecosistema entre los escolares, un espacio que forma parte del complejo intermareal Umia O Grove y que, otrora, destacara también en Dena por su valor marisquero. Este proyecto supondrá la inversión de algo más de 100.000 euros en este paraje, y a través del GALP la financiación llegaría el 80 por ciento del importe.

Antecedentes

Este tramo de senda por la ribera del río ya pretendió construirla el Concello en 2006, con Jorge Domínguez como alcalde. Pero entonces se topó con el problema de discurriría con una pasarela de madera elevada sobre un juncal, lo que se entendía entonces significaría alterar el medio natural. Y es que espacio actuaba como cobijo de aves en una zona especialmente protegida en la que se enclava esta ensenada.

Esta razón hizo que aquel proyecto no acabara de ser aceptado entonces por la Consellería de Medio Ambiente.

Compartir el artículo

stats