Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Quién se hace responsable de Lagoa Bodeira?

La laguna litoral de A Bodeira, detrás de la playa Mexilloeira, en O Grove.

O Grove está entre los municipios de España a cuyas comunidades de montes se dirigió Costas del Estado para comunicarles que clasifica como de dominio público marítimo terrestre algún que otro terreno situado en el litoral.

Dicho de otro modo, que Costas registra como suyas parcelas que hasta ahora se creían comunales.

Con da Corva

En este caso concreto, el departamento estatal contactó con la comunidad de montes de San Vicente de O Grove para decirle que la Lagoa Bodeira es suya (de Costas), además de registrar a su nombre un terreno anexo a ese importante enclave natural y una parcela situada en el entorno de la playa de Area da Cruz conocida como Con da Corva.

Se trata de cambios de titularidad que a los comuneros no preocupan lo más mínimo, dado el escaso uso o rendimiento que pueden tener.

Lo que sí les inquieta es “el mal estado en que se encuentra la laguna de A Bodeira”, por lo que se preguntan si es Costas la que va a ocuparse a partir de ahora de actuar para preservarla

La laguna de A Bodeira, uno de los humedales más destacados de O Grove y Galicia. FdV

En la entidad alertan sobre el deterioro de este enclave que, por sus características, es único en la provincia. Una laguna costera de agua dulce en la que anidan especies como la focha común y que forma parte de la Red Natura y la Reserva Ornitológica de O Grove.

Parece ser que su deterioro es evidente, a causa de la proliferación de especies de flora invasoras, por lo que desde San Vicente de O Grove se pide a las autoridades competentes que revisen el estado del enclave y traten de recuperarlo.

Como se explicaba ayer en FARO DE VIGO, el Gobierno reclama en Galicia la titularidad de montes vecinales en mano común ubicados dentro del deslinde del dominio público marítimo-terrestre.

Inspección de Lagoa Bodeira a cargo de la Estación de Hidrobioloxía O Con.

Es por ello que, como ocurre con Lagoa Bodeira, en el caso de O Grove, el Catastro ya ha advertido por carta a los comuneros.

Aunque, a priori, no es lo que sucede en O Grove, en otros lugares de Galicia los comuneros afectados están indignados y hablan de “confiscación encubierta”.

El presidente de la Organización Galega de Comunidades de Montes, Xosé Alfredo Pereira, llegó a declarar que esto supondrá que las mancomunidades, no solo perderán la propiedad, sino que, en principio, ya no podrán seguir gestionando estos terrenos, lo que les acarreará una merma de ingresos.

Titularidad demanial

Puede recordarse que la Ley de Costas aprobada en 1988 establece que en dominio público marítimo-terrestre “no podrán existir terrenos de propiedad distinta de la demanial (dominio público) del Estado”.

Esta franja la constituye la zona marítimo-terrestre, las playas, las aguas interiores, el mar territorial y los recursos naturales de la zona económica y la plataforma continental.

La laguna A Bodeira. Iñaki Abella

Como se indicaba ayer en el decano, hasta ahora no se habían reclamado estas tierras porque el paso previo era definir en cada tramo de costa la línea que delimita el dominio público.

Sin embargo, los deslindes han finalizado y ahora el Catastro procede a reclamar los terrenos que en virtud de esa ley deben pasar a manos del Estado. Y, entre los afectados, hay comunidades de montes como la de San Vicente de O Grove.

Una focha común alimentando a su cría en la laguna A Bodeira (O Grove). FdV

Una llamativa laguna

 A Bodeira es una pequeña laguna costera protegida por una barra arenosa litoral que la separa de la playa Mexilloeira y que está considerada como un ejemplo única en la provincia de Pontevedra dentro de sus características.

Los biólogos indican que la alimentación de esta laguna se produce por aportes de agua de mar, que se incorporan al humedal a través de la playa y el sistema dunar, y por aportes de agua dulce procedentes del acuífero cuaternario.

Estas y otras características hacen de este lugar no solo un espacio recomendado para el disfrute de la naturaleza en estado puro, sino también de un enclave idóneo para las especies como la focha común.

Es una de las que se incorporan al Proyecto de Inversión Ornitológica (PIO) del Concello de O Grove. Tiene una longitud de entre 36 y 42 centímetros y una envergadura de 70 a 80 centímetros.

La población máxima registrada en O Grove fue de 80 ejemplares –en un mes de enero–, creyéndose que existen en la península meca una media de entre 10 y 20 parejas reproductoras de esta especie.

La tendencia poblacional de la focha hasta 2008 hablaba de una "disminución moderada", aunque últimamente parece cobrar un especial protagonismo en A Bodeira, uno de sus refugios favoritos junto a la laguna de Rouxique (Sanxenxo).

Compartir el artículo

stats