Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El mejillón consigue más refuerzos frente al Nutriscore

Descargas de mejillón para el mercado de fresco en Arousa.

Descargas de mejillón para el mercado de fresco en Arousa. Iñaki Abella

El Consello Regulador Mexillón de Galicia, que hace meses se sumaba a otras Denominaciones de Origen Protegidas e Indicaciones Geográficas para mostrar un firme rechazo al sistema de etiquetado Nutriscore, recibe ahora el respaldo de Ciudadanos (Cs).

La formación abanderada por Inés Arrimadas se compromete a defender en Bruselas la postura del órgano encargado de velar por los intereses de la mitilicultura gallega.

Así se lo transmitió a la presidenta del Consello, Lina Solla, el eurodiputado Adrián Vázquez, que ayer visitaba en Vilagarcía el edificio Mexillón de Galicia.

Fue allí donde arropó la apuesta por la sostenibilidad del sector mejillonero gallego y anunció que Cs “peleará en el debate sobre el informe ‘De la granja a la mesa’, que se discutirá en el Parlamento Europeo, para que los productos con etiqueta de calidad UE –como Mexillón de Galicia– queden fuera de Nutriscore para evitar que su imagen y la de nuestra dieta resulte dañada”.

Convencido de que el bateeiro es un sector “fundamental para la economía local”, el eurodiputado gallego resaltó que esta DOP “es un emblema gallego y español que apuesta por la calidad y la excelencia” y que, sin embargo, se siente amenazado por el Nutriscore que “quiere imponer el ministro Alberto Garzón sin tener en cuenta las cualidades nutricionales del pescado y marisco en conserva, especialmente en lo referido a su aportación de Omega 3.”

Sacos de mejillón destinados a depuradora. Iñaki Abella

David Oliveira, concejal de Cs en Vilagarcía de Arousa, celebró la visita del eurodiputado y la importancia de estos contactos “para poder llevar muy lejos las reivindicaciones de nuestros municipios”.

"Escasa fiabilidad"

Puede recordarse, en cuanto a la preocupación existente por el nuevo etiquetado, que Mexillón de Galicia lo considera “un sistema de escasa fiabilidad” que puede generar confusión entre los consumidores.

De ahí que este órgano pidiera al Gobierno de España “que recapacite y rectifique”, al menos “hasta que se solucionen las múltiples deficiencias y errores desmesurados que se han detectado” en dicha herramienta.

La preparación del mejillón para su envío por carretera a las depuradoras. Iñaki Abella

Lo que sucede es que este sistema de etiquetado de alimentos que se asemeja a un semáforo y “trata de ofrecer una información simplificada, clara y precisa al consumidor”, se basa “en un algoritmo matemático y se desarrolló a partir de errores graves en el momento de valorar los alimentos que integran nuestra dieta habitual, cuyas propiedades y beneficios para la salud están fuera de toda duda”.

Como ejemplo, Mexillón de Galicia cita el aceite de oliva, ya que dicho algoritmo lo situaba “al mismo nivel que aceites de mucha menor calidad, lo cual obligó al Ministerio de Consumo a excluirlo del Nutriscore”.

Fue en marzo cuando los productos gallegos de calidad garantizada, provistos de una marca propia distinguida a nivel nacional e internacional, empezaron a plantar cara cara al Nutriscore, es decir, el sistema de etiquetado nutricional frontal elegido por España para facilitar información nutricional a los usuarios.

Descargas de mejillón en A Illa. Iñaki Abella

Lo que hacían los Consejos Reguladores de las Denominaciones de Origen Protegidas (DOP) Arzúa-Ulloa, Mejillón de Galicia y Queso Tetilla, así como esos mismos órganos en las Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) de Carne de Vacuno de Galicia y Castaña de Galicia, era unir fuerzas para dejar bien claro que conforman herramientas más que suficientes para garantizar la calidad, procedencia, métodos de cultivo, trazabilidad y demás aspectos diferenciadores de sus productos.

Desde entonces no ha dejado de crecer la preocupación frente a la posible llegada de esta herramienta, “que podría ser obligatoria el año que viene”.

El Nutriscore es una especie de semáforo nutricional. FdV

Insisten en que es algo que puede afectar a los productos protegidos por las DOP e IGP, de ahí que sus gestores muestren su preocupación “por la premura en la implementación de esta metodología que no deja de ser una más, entre las posibles ya existentes”.

"Nuestras marcas son carnés de identidad que simbolizan y ratifican como ninguna otra enseña el valor de lo que es único, diferente y excepcional"

decoration

Lo que quieren decir es que “origen, calidad y tradición” son tres conceptos que “definen ya la personalidad de los alimentos amparados por nuestras Denominaciones de Origen Protegidas e Indicaciones Geográficas Protegidas”, puesto que los sellos de calidad ya existentes son “carnés de identidad” que “simbolizan y ratifican como ninguna otra enseña el valor de lo que es único, diferente y excepcional”.

Dicho de otro modo, y como ejemplo práctico, que el “oro negro” de batea puede diferenciarse por el sello específico de la Denominación de Origen Protegida (DOP), a lo que se suman el sello de calidad certificada de la Comisión Europea y el de Agricultura Ecológica de Galicia.

Dos de los sellos de Mexillón de Galicia.

Dos de los sellos de Mexillón de Galicia.

Y por si no fuera suficiente, aspira a lucir el “sello azul” de Marine Stewardship Council (MSC); un programa de certificación y ecoetiquetado de pesquerías de captura salvaje que cumple con los requisitos de buenas prácticas establecidos por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO) y la Asociación Mundial para Estándares de Sostenibilidad (ISEAL). 

Una preocupación que se extiende por todo el país 

La preocupación de los consejos reguladores gallegos frente al Nutriscore no es algo exclusivo. Hoy mismo la Comunidad de Murcia demandaba también al Gobierno de España que el etiquetado Nutriscore “recoja las bondades de los alimentos de la Región de Murcia, para lo que es necesario la exclusión de los quesos murcianos con Denominación de Origen Protegida de este nuevo etiquetado nutricional que se pretende implantar en España antes de final de año”.

Según informa la agencia EFE, el consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, Antonio Luengo (al menos lo es hasta hoy, ya que se avecinan cambios políticos en la región), trasladó al ministro de Consumo, Alberto Garzón, su preocupación por ese etiquetado nutricional y el desacuerdo del Gobierno regional sobre la obligatoriedad de usarlo en productos con calidad diferenciada, como la Denominación de Origen Queso de Murcia y Queso de Murcia al Vino.

Si tiene todas esas diferenciaciones, ¿qué puede aportarle el Nutriscore? Pues parece evidente que en su Consello Regulador consideran que nada. Éste y los demás órganos citados lo ven como una especie de invento que “surge como un intento de respuesta a un síntoma creciente sobre el que los expertos llevan tiempo alertando, como es que los modelos actuales de alimentación pueden generar enfermedades como la hipertensión, hipercolesterolemia u obesidad”.

Un acto promocional de la marca protegida Queixo de Tetilla. Xoán Álvarez

Todo ello, problemas “que se han extendido entre la población, con las negativas consecuencias que acarrean, tanto en términos de salud como económicos”, asumen los consejos reguladores. 

Para frenar esa tendencia el Nutriscore “pretende aportar información a la población con el objetivo de propiciar un consumo más saludable”. 

"Está generando un profundo rechazo entre relevantes actores del sector agroalimentario español, como también entre profesionales nutricionistas de nuestro país e incluso en otros países europeos"

decoration

Sin embargo, “está generando un profundo rechazo entre relevantes actores del sector agroalimentario español, como también entre profesionales nutricionistas de nuestro país e incluso en otros países europeos, ya que se ha visto que puede inducir a errores interpretativos por parte del consumidor, llegando a clasificar como no saludables alimentos ampliamente reconocidos como tales y que forman parte de nuestro patrimonio gastronómico”.

Descargas de mejillón en Arousa. Manuel Méndez

Ese es el riesgo que corren productos de calidad como los obtenidos en las rías y la huerta de Galicia amparados por las mantadas DOP e IGP; las figuras que “sintetizan la mejor tradición alimentaria” y avalan productos estrechamente ligados a métodos de cultivo inmemoriales.

El sello y una receta de Ternera Gallega.

Esas marcas, vinculadas como pocas a la gran despensa de Galicia, aportan “información veraz y contrastable sobre el origen y la calidad de estos productos”, consideran los detractores de Nutriscore.

Lina Solla, presidenta de Mexillón de Galicia. FdV

Incluso las ven como un antídoto frente a esta nueva herramienta, ya que la ternera gallega, el queso de tetilla, la castaña y el mejillón protegidos “son alimentos que conjugan origen, calidad y tradición”, convirtiéndose también en “parte fundamental de una dieta sana, variada y equilibrada, alejada de las dolencias vinculadas a la ‘nueva alimentación”.

Por si no fuera suficiente, gracias a esos sellos ya conocidos “el consumidor, que cada vez está más preocupado por lo que incorpora a su cesta de la compra, se siente mejor informado, de ahí su creciente demanda de productos con DOP o IGP”, sostienen. 

31

Intensa descarga de mejillón en los puertos gallegos Manuel Méndez

“Hábitos de alimentación 2019”

Para llegar a esta conclusión, en los consejos reguladores se aferran al informe “Hábitos de alimentación 2019” de la Unión de Consumidores de Galicia, en el que “se constata un aumento del 12,81% en la demanda de alimentos amparados por enseñas de calidad que, además, forman parte de un modelo de dieta saludable como la atlántica”.

Una receta de mejillón con el sello Mexillón de Galicia.

En resumen, que los sellos de calidad existentes son “una solución considerablemente más adecuada que Nutriscore si de lo que se trata es de afrontar los problemas” de salud aludidos.

Ejemplares de ternera gallega.

Unos distintivos, dicho sea de paso, que “las instituciones europeas han tratado de potenciar como identificadores de alimentos con unas bondades intrínsecas que forman parte de nuestra dieta tradicional, y que además aseguran una remuneración justa para sus productores, mientras que Nutriscore funciona con un algoritmo pensado y aplicable a otra tipología de alimentos”.

Abundando en ello, espetan en los consejos reguladores que “no ha demostrado ser un sistema capaz de transmitir al consumidor las verdaderas propiedades nutricionales de un producto de manera totalmente fiable”.  

Compartir el artículo

stats