Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En O Grove quieren hacer frente a soledad no deseada

La fiesta ofrecida por el Concello a las personas mayores de la localidad, en 2017.

La fiesta ofrecida por el Concello a las personas mayores de la localidad, en 2017. FdV

Esquerda Unida (EU) cree necesario que O Grove disponga de un “Plan de envejecimiento activo”. De este modo pretende “conocer las necesidades de las personas mayores que viven solas”, organizar actividades que puedan resultar de su interés, prestarles el servicio gratuito de teleasistencia y fomentar las relaciones personales, además de crear una red de “ayuda y acompañamiento en la que puedan colaborar todos los vecinos que lo deseen”.

Es José Antonio Otero, el portavoz del grupo municipal de EU, el que pone sobre la mesa estas demandas y las eleva, a modo de moción, al pleno de la Corporación, al que propone, igualmente, tomar el acuerdo de “adherirse a la red de Ciudades Amigas de las Personas Mayores y al proyecto Ciudades que Cuidan”.

Lo expone así tras dejar constancia de que en O Grove “la edad media se sitúa en casi 46 años y, a 31 de diciembre, había 2.375 vecinos con más de 65 años (1.329 mujeres y 1.046 hombres), lo que supone el 22,58 % de la población”.

El alcalde (de pie) y los portavoces de BNG, Esquerda Unida y PP. Noé Parga

Asimismo, en base a la proyección que hace el Instituto Galego de Estadística (IGE) para la comarca, sostiene que en el año 2035 el grupo de mayores de 65 años supondrá el 31,28% de la población de O Salnés”, lo cual es tanto como decir que “dentro de quince años los mayores de 65 años serán unos 3.290 en O Grove”.

“Preocupante”

Abundando en ello, EU explica que “si a estos datos les sumamos que cada vez es mayor el número de hogares unipersonales y que más del 50% de los mismos están ocupados por personas que superan los 65 años, muchas con algún tipo de dependencia o una renta baja, queda claro que estamos ante problema preocupante”.

Un vecino de O Grove en el puerto. M.M.

El mismo en el que tiene cabida lo que se conoce como “soledad no deseada, la cual afecta a, cada vez, más personas adultas, especialmente a las mayores de 65”.

“Aislamiento social”

Una situación de “aislamiento social” capaz de ocasionar “un impacto directo y negativo sobre la salud y el bienestar de quienes la padecen, convirtiéndose en una fuente de sufrimiento para las personas, con consecuencias negativas en la salud”.

Cristina Domínguez y José Antonio Otero, los concejales de EU en O Grove. FdV

Así las cosas, tras desmenuzar y analizar los factores que “inciden en el sentimiento de soledad”, Esquerda Unida deja constancia de que “el aumento de la esperanza de vida significa que las personas que sufren una falta de relaciones y/o escasez o ausencia de vínculos emocionales y pérdida de autoconfianza, tienen que soportar esa situación durante una larga etapa de su vida, lo cual favorece la consolidación de una sensación de no saber a quién acudir o en quién confiar en caso de necesidad”.

Situación agravada por la pandemia

Lo que plantea el grupo dirigido por José Antonio Otero es que se preste atención a los “numerosos vecinos” de la localidad que se encuentran en esta situación, “agravada de forma considerable en este último año debido a la pandemia”.

"La sociedad está en deuda con nuestros mayores, por lo que no podemos dejarlos solos en los peores momentos"

Esquerda Unida O Grove

decoration

Es esto lo que lleva a los esquerdistas a instar al gobierno socialista de la localidad a “desarrollar algún tipo de mecanismo que favorezca la detección de casos, así como la posterior intervención y atención, con el fin de fomentar la protección, seguridad y bienestar emocional de las personas afectadas”.

El alcalde de O Grove, José Cacabelos, conversa con una vecina de avanzada edad. M.M.

Una buena forma de empezar, sugiere EU, es la creación del censo de personas que viven solas, “con el propósito de conocer su situación real en nuestro municipio y poder incidir directamente en franjas de edades concretas o en los colectivos más vulnerables”.

Censo voluntario

Se trata de un censo de inscripción voluntaria en el que se cumpla de forma estricta la ley de protección de datos y cuyo propósito será conocer el número y características de las personas que habitan en hogares unipersonales.

Así lo explica el grupo de la oposición, convencido de que “la sociedad está en deuda con nuestros mayores, por lo que no podemos dejarlos solos en los peores momentos”.

Un servicio de ayuda, información y acompañamiento

Lo plantea de este modo antes de dejar claro que con este censo será más sencillo desarrollar “un Plan de Envejecimiento Activo para que, desde el Concello, se pueda ofrecer un servicio de ayuda, información y acompañamiento a las personas mayores de nuestra localidad que así lo necesiten”, sostienen los izquierdistas.

Lo hacen antes de terminar explicando por qué consideran preciso adherirse a la red de Ciudades Amigables con las Personas Mayores. Se trata de un proyecto de la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el que dar respuesta “al rápido envejecimiento de la población y conectar ciudades, comunidades y organizaciones en todo el mundo con la visión común de hacer de su entorno un lugar mejor en el que envejecer dignamente”, detalla EU.

En cuanto al proyecto “Ciudades que cuidan”, el objetivo es que la sociedad de O Grove “se convierta en una ciudad cuidadora para generar relaciones participativas, fomentar el desarrollo comunitario, establecer paternariados, educar sobre el final de la vida y hacer hincapié en la importancia del medio ambiente”.

Compartir el artículo

stats