Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La socialista Carmela Silva elogia al alcalde conservador de Pontecesures

Carmela Silva y Juan Manuel Vidal Seage, esta mañana.

Carmela Silva y Juan Manuel Vidal Seage, esta mañana. Iñaki Abella

No es la primera vez que la presidenta de la Diputación de Pontevedra, la socialista Carmela Silva, destaca y agradece el trabajo realizado por alcaldes que colaboran con el ente provincial para desplegar todo tipo de proyectos. Como hizo, por ejemplo, con el regidor también socialista de O Grove, José Cacabelos, a raíz de las obras del Auditorio y del desdoblamiento de Beiramar.

Lo que ya no es tan frecuente, entre casi ningún político, es que sus elogios vayan dirigidos a otros que pertenecen a partidos diferentes. Y eso es lo que hizo Silva esta mañana, cuando puso como ejemplo al alcalde conservador de Pontecesures, Juan Manuel Vidal Seage, y al gobierno tripartito que abandera, participado por el PP, Terra Galega e Independientes.

"Abrir Pontecesures a la ría"

Sucedió con motivo de la inauguración del proyecto de reforma de la zona portuaria, llevado a cabo para “abrir Pontecesures a la ría”. O, mejor dicho, al río Ulla.

Hacerlo realidad, tratando de “promover la dinamización social, económica, cultural, deportiva y de ocio en la zona”, requirió de una inversión de 400.000 euros realizada por el gobierno de Silva.

La visita al parque se hizo apresuradamente, a causa de la lluvia. Iñaki Abella

“Compromiso, empuje, claridad y valentía”

Fue esta actuación, realizada en una superficie de 3.000 metros cuadrados –en la que se habilitaron zonas exclusivas para peatones y ciclistas–, la que llevó a la presidenta provincial a decir que el ejecutivo pontecesureño “está demostrando compromiso, empuje, claridad y valentía”.

A lo que añadió que sin Vidal Seage y su equipo “sería muy difícil lograr la transformación de la provincia”.

Las intervenciones de los dos dirigentes se escucharon en la plaza de abastos de Pontecesures. Iñaki Abella

Elogios mutuos

Unos elogios que fueron recíprocos, ya que el regidor también agradeció la “sensibilidad” de Silva al apoyar “iniciativas que son arriesgadas, por cuento suponen cambios sustanciales en la vida de los vecinos, pero ante las que debemos ser valientes si queremos hacer pueblo”.

Así las cosas, Seage reconoció que sin el respaldo de la Diputación “no habría sido posible” llevar a cabo esta obra que, a su juicio, “supone una mejora sustancial en la calidad de vida de los vecinos”.

"Movilidad amable"

Apreciación, esta última, en la que abundó la presidenta al decir que “todos los objetivos comunes del nuevo modelo de movilidad amable que hemos impulsado en la provincia, aprobando planes para que los Concellos pequeños puedan tener recursos para su transformación, se han alcanzado en esta obra que mira al río y permite que los niños y las familias disfruten de espacios en los que encontrarse y convivir”.

Compartir el artículo

stats