La junta de gobierno de la Diputación de Pontevedra aprobó ayer el convenio de colaboración con el Concello de A Illa de Arousa para invertir cerca de 1,2 millones de euros para acometer una transformación “radical” de la avenida de Castelao, una de las principales arterias de acceso al casco urbano. La intención de este proyecto, explicó ayer la propia Carmela Silva, presidenta de la Diputación, es mejorar este espacio, con prioridad para los peatones y accesibilidad universal que “garantice la movilidad siguiendo nuestro decálogo y ordenanzas”.

La actuación se va a acometer con pavimentos de alta calidad, va a garantizar la accesibilidad, con un espacio peatonal amable y de calidad, con itinerarios peatonales continuos, libres de obstáculos, y con plataforma única sobreelevada en la zona donde el ancho de la avenida no permita estos itinerarios segregados de los vehículos a motor. Mediante la reforma se va a diseñar una vía de única dirección, hacia la avenida de A Ponte, con un carril central de hormigón coloreado de ancho 2,7 para uso del tráfico rodado. Habrá sistemas de calmado de tráfico para incrementar la seguridad vial, con velocidad máxima de 20 kilómetros por hora, y un aparcamiento de 18 plazas en batería.

Diputación y Concello de A Illa firman un convenio para impulsar un proyecto de urbanización en el que se le va a dar mayor protagonismo a los peatones

Además de la reforma de la vía también se va a dotar al espacio público de mobiliario urbano moderno y de diseño, así como de jardineras y árboles. Se instalará una nueva red de saneamiento y de pluviales, así como nueva red de alumbrado público con LED de alto rendimiento. También se soterrarán las líneas de electricidad y de telecomunicaciones, además de ejecutar una nueva red de abastecimiento.

La actuación que se va a acometer en A Illa sigue con el giro que la Diputación de Pontevedrase propone impulsar en materia de movilidad en las carreteras que pertenecen a su ámbito de actuación. Ese giro tiene como principal objetivo trabajar para la protección de los colectivos más vulnerables, conformando entornos seguros y accesibles y recuperando el espacio público para la ciudadanía.

Esta actuación lleva tiempo siendo diseñada por la Diputación de Pontevedra y entronca con el trabajo que están realizando los técnicos municipales en el diseño de un Plan de Mobilidade Urbana Sostible (PMUS) cuyo principal objetivo es dar un mayor protagonismo a los peatones e ir retirando, poco a poco, los vehículos del interior del casco urbano de A Illa.