Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mantiene la petición de 19 años por maltratar y robar a su pareja

El fiscal le atribuye delitos de abusos sexuales, hurto, amenazas, lesiones, coacciones y acoso durante ocho años, en Vilagarcía

La Fiscalía ha ratificado su petición inicial de 19 años de prisión para un acusado de maltratar física y psicológicamente a su pareja durante sus ocho años de relación en Vilagarcía de Arousa. Ayer concluyó el juicio en la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Pontevedra contra este vecino de la capital arousana.

El hombre está acusado de siete delitos diferentes cometidos contra su pareja, abusos sexuales con penetración, hurto, amenazas graves y maltrato habitual, lesiones, coacciones y acoso contra la mujer.

Su abogado defensor ha afirmado que, como mucho, podría considerársele autor de un delito lesiones por unos hechos ocurridos en el año 2014 en una hípica.

En sus conclusiones finales, el fiscal ha señalado que le da total “credibilidad y verosimilitud” a la declaración de la víctima y que, sobre esta base y al resto de pruebas practicadas “ha quedado plenamente acreditado” que el acusado cometió todos los delitos que le atribuye.

El fiscal sostiene que había en la pareja un “clima constante de malos tratos” desde el inicio de la relación y que el acusado ejercía sobre la mujer “constantes y reiterados actos de violencia física y psíquica, llegando a insultarla, menospreciarla, amenazarla y agredirla físicamente y, con el ánimo de controlarla y someterla a su voluntad, se dedicó también a revisar su teléfono móvil y controlar sus amistades”.

Además, añade, en muchas ocasiones, cada vez que él acababa su jornada laboral y regresaba al domicilio donde ambos convivían, le introducía la mano en la vagina “para comprobar si había mantenido relaciones sexuales con otros hombres”.

La acusación particular, además, alertó de que su conducta continúa, ya que habría incurrido en quebrantamiento de la orden de alejamiento de la víctima y todavía el viernes pasado esta mujer tuvo que llamar a la Policía Nacional porque el acusado la estaba persiguiendo.

Compartir el artículo

stats