DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Intecmar, aval sanitario a un ritmo de 10.000 análisis anuales

La conselleira de Mar, Rosa Quintana, y la directora del Intecmar, Covadonga Salgado, junto a una trabajadora del Intecmar.

La conselleira de Mar, Rosa Quintana, y la directora del Intecmar, Covadonga Salgado, junto a una trabajadora del Intecmar. Iñaki Abella

El pasado mes de febrero FARO DE VIGO explicaba que el diagrama elaborado por el Instituto Tecnológico para el Control del Medio Marino de Galicia (Intecmar), en el que se resume la incidencia de las biotoxinas durante el pasado ejercicio, permitía concluir que las rías de Pontevedra y Vigo padecieron los cierres de bateas de forma realmente llamativa. Incluso se decía que fue uno de los peores años que se recuerdan.

Ahora, abundando en ello, puede explicarse que el trabajo del centro dirigido por Covadonga Salgado ha vuelto a ser determinante para permitir la venta de mejillón con totales garantías higiénico-sanitarias.

El laboratorio del Intecmar.

No hay que olvidar que de este modo se evita que los episodios tóxicos, que son totalmente naturales, afecten al consumidor. Al igual que impiden que se paralice por completo la producción –salvo en casos excepcionales–, ya que con la división de las rías por zonas o polígonos es posible abrirlos o cerrarlos a medida que avance o disminuyan las biotoxinas.

25 años del Intecmar Manuel Méndez

Así lo reconoce también el Consello da Xunta, que ayer analizó un informe sobre los períodos de prohibición de la extracción de mejillón en esos polígonos de bateas entre los años 1998 y 2020.

Un documento en el que se deja patente que las 10.000 analíticas anuales efectuadas por el Intecmar son pieza esencial del engranaje de la acuicultura gallega y propician la comercialización del “oro negro” de batea, con alrededor de 250.000 toneladas anuales.

En la Consellería do Mar, de la que depende dicho centro –asentado en Vilagarcía–, aprovechan para presumir del trabajo efectuado para “identificar los distintos tipos de biotoxinas marinas que existen y su presencia por zonas”, lo cual permite establecer los cierres y aperturas de las zonas de producción, como tantas veces se ha explicado en el decano.

El mejillón de Francia e Italia se descarga en Arousa MANUEL MÉNDEZ

300 resoluciones anuales

El informe analizado ayer por el Consello da Xunta señala, igualmente, que el Intecmar “realiza cerca de 2.000 informes previos a la extracción y más de 300 resoluciones anuales de prohibición o autorización de extracción de moluscos en las zonas de producción, la mayoría de ellas relacionadas con el control de las biotoxinas”.

29

Descargas de mejillón en Galicia Faro de Vigo

Como bien sabe el sector mejillonero y se desprende del informe relativo a la incidencia de las biotoxinas durante los últimos 23 años, las lipofílicas –con las diarreicas como tarjeta de presentación– son las que causaron la mayor parte de los cierres, siendo el promedio de afectación de más del 25% del año y afectando más cuanto más hacia el exterior de las rías estén fondeados los viveros.

Como se explicó en su momento, también se aclara que “los años en que se registraron períodos de prohibición de la extracción más prolongados a consecuencia de esta biotoxina fueron 2005 y 2013, mientras que los de menor afectación fueron 2008 y 2017, siendo la ría de Pontevedra la que registra más períodos de prohibición de la extracción y la de Arousa, la menos afectada”.

La descarga del mejillón no descansa Manuel Méndez

Paralizante y amnésica

Muy lejos queda el papel de la biotoxina paralizante (PSP), con un promedio de afectación en el período 1998-2020 que abarca al 1,5% del año, también con la ría de Arousa como la menos afectada y la de Pontevedra, como la que más.

La amnésica (ASP) tuvo una afectación media del 1% del año y se hizo notar en las rías de Muros-Noia y Ares-Betanzos.

Compartir el artículo

stats