Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las conexiones con los hospitales, mayor queja de los vecinos del rural sobre el bus

Un autobús, a las puertas de un centro escolar de Ribadumia. |   // IÑAKI ABELLA

Un autobús, a las puertas de un centro escolar de Ribadumia. | // IÑAKI ABELLA

El transporte público en el rural de O Salnés sigue siendo deficiente. Así lo creen al menos vecinos de algunas localidades del rural arousano, que se quejan sobre todo de la falta de conexiones con los hospitales de O Salnés y de Pontevedra. En algunos casos, también se lamenta la falta de comunicaciones con Vilagarcía, sobre todo ahora que se están haciendo las vacunaciones del coronavirus en Fexdega. “Hicimos alegaciones desde la Mancomunidade do Salnés al nuevo plan de transporte público de la Xunta, porque nosotros no vemos esa mejoría a la que aluden”, afirmó la presidenta del ente comarcal, y alcaldesa de Meis, Marta Giráldez.

Meis es, de hecho, uno de los municipios más afectados, pues la mayoría de sus parroquias carecen de líneas directas con Vilagarcía o Pontevedra. Sí disponen de ellas los residentes en Vilanoviña, Mosteiro o San Lourenzo, al encontrarse junto a la carretera PO-531 (Vilagarcía-Pontevedra), pero la situación es mucho más complicada para los residentes en Armenteira, San Salvador o San Martiño de Meis. “Los vecinos de esas parroquias tienen que disponer de un vehículo particular o de alguien que les lleve”, señala Giráldez.

La alcaldesa afirma que sufren esta situación tanto las personas de edad avanzada que tienen que ir al hospital a Pontevedra (Meis pertece a este distrito), como los estudiantes que cursan sus estudios secundarios en la capital provincial, y que han de hacer un doble viaje: primero hasta Mosteiro, y después de Mosteiro a Pontevedra.

Por si esto no bastase, Giráldez se queja de que, “llevamos tiempo solicitando nuestra inclusión en el transporte metropolitana de Pontevedra”, lo que permitiría a los jóvenes viajar gratis en autobús. Pero la Xunta no termina de contestar a esta solicitud. En consecuencia, los jóvenes de Meis siguen pagando por usar el transporte público, mientras que los de Curro -a solo un par de kilómetros de distancia- no abonan nada por este servicio.

En Barrantes también sufren la situación, pues la localidad carece de una conexión con Vilagarcía. El presidente de la asociación de vecinos, Juan Blanco, apunta que, “la gente de Barrantes ha hecho tradicionalmente más vida en Pontevedra y Cambados que en Vilagarcía”. “Lo que se echa de menos aquí es una conexión adecuada con el Hospital do Salnés, sobre todo la gente de más edad”.

Compartir el artículo

stats