Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Promoción "premium" en el Castro Alobre: uno de cada tres aprobados termina Bachillerato con más de un 9

Estudiantes en la biblioteca de Vilagarcía, ayer, repasando los apuntes para la ABAU.

Estudiantes en la biblioteca de Vilagarcía, ayer, repasando los apuntes para la ABAU. Noé Parga

Uno de cada tres alumnos que acabaron Bachillerato en el IES Castro Alobre lo hicieron con una media de sobresaliente. Y es que 39 de los 125 aprobados lograron una puntuación superior a 9, lo que se traduce en un 31%. La directora del instituto, Mariola Rodríguez, destaca la espectacular promoción de este curso 2020-2021: “La nota media es más alta que otros años sin que hubiésemos bajado el nivel en absoluto. Estamos muy orgullosos del alumnado. Fue un año difícil para ellos y han terminado con un buen premio”, señala la docente. Recuerda que hace un par de años también salió “una promoción muy buena, pero como este año, ninguna”.

“La nota media es más alta que otros años sin que hubiésemos bajado el nivel en absoluto. Estamos muy orgullosos del alumnado. Fue un año difícil para ellos y han terminado con un buen premio”

Mariola Rodríguez - Directora del IES Castro Alobre

decoration

Siete estudiantes con un 10 redondo y otros tantos con un 9,9

El Castro Alobre concede seis matrículas de honor a su alumnado más brillante. Las distinciones se otorgan a las seis calificaciones más elevadas por encima del 9. El problema es que en esta promoción había siete alumnos con un 10 redondo y otros tantos con un 9,9, por lo que las matrículas “estuvieron muy reñidas”, apunta la docente.

Hoy comienzan los exámenes de selectividad (8,9 y 10 de junio) y el instituto vilagarciano aporta 125 estudiantes, la cifra más alta de la comarca. Supone un 91% de los matriculados en segundo de Bachillerato en este centro (133) y ello a pesar de que la excepción del curso pasado de poder titular con una o dos materias suspensas (debido al COVID) ya no existe.

En el Castro Alobre se reparten casi a partes iguales los estudiantes de Ciencias (67) y los de Letras (66). En Ciencias 35 cursaron la modalidad sanitaria y 32 la tecnológica, mientras que en la otra rama son más concurridas las Ciencias Sociales que las Humanidades.

A Santiago o a Pontevedra

Los alumnos del Castro Alobre se examinan de selectividad en la facultad de Psicología, en Santiago. La directora está de acuerdo en que Vilagarcía podría convertirse en sede permanente de la ABAU, puesto que “el año pasado se comprobó que fue factible”.

Este año el pabellón de Fexdega está ocupado con la vacunación COVID y los bachilleres salinienses tienen que trasladarse a Santiago o a Pontevedra, en función del instituto (todos los IES de la capital arousana van a Santiago menos el de Carril, que le toca Pontevedra, al igual que los estudiantes de Sanxenxo, O Grove, Vilanova y Cambados, a excepción del Asorey que va a Compostela). “Yo creo que hacer los exámenes en Vilagarcía es una ventaja para los profesores, que pueden acompañar a los estudiantes, como también para el alumnado, puesto que recurrir al transporte público o a la familia para el desplazamiento supone un trastorno añadido a tres días que ya son bastante tensos para ellos”, opina Mariola Rodríguez.

Diversidad de opiniones entre tener el selectivo en Fexdega o en los campus

Este año los estudiantes de O Salnés deben ir a Santiago o a Pontevedra para examinarse de la ABAU (Avaliación de Bacharelato para Acceso Á Universidade), como lo hacían antes de la pandemia. El año pasado fue el único en el que de forma excepcional se habilitó Fexdega (Vilagarcía) como sede provisional de las pruebas de selectividad.

La directora del IES Miguel Ángel González Estévez, Rosa Gómez, comparte la opinión de su homóloga en el Castro Alobre de que celebrar Selectivo en el pabellón de A Maroma ofrece comodidad tanto al alumnado como al profesorado. “El año pasado la experiencia no fue de los más agradable debido a la situación, pero sería mucho mejor que cuando vuelva la normalidad se quedase aquí una sede permanente”, comenta la directora. “El transporte causa cierto trastorno”, recuerda. Del instituto carrilexo se presentan a la ABAU 45 alumnos, una cifra ligeramente inferior a la de años anteriores. En este centro el Bachillerato mayoritario es el de Ciencias Sociales y Humanidades. “Hasta la semana pasada tuvimos clases de apoyo; las regladas terminaron el 14 de mayo. Hay muchos alumnos que tienen claro qué van a estudiar pero dependen de la nota”, apunta Gómez.

Desde el IES Ramón Cabanillas, su jefe de estudios, Duarte Correa, discrepa de la idoneidad de Fexdega como sede de la ABAU. “Fue una irresponsabilidad meter a 600 personas en el pabellón”, opina el profesor en alusión a la pandemia. “Este año vamos a Pontevedra como siempre, aunque el aforo será de la mitad que en una situación normal, pues vamos seis institutos y antes íbamos doce”, valora Correa positivamente. A este centro y a la mayoría de la comarca le toca el pabellón universitario de Pontevedra.

Compartir el artículo

stats