DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los primeros menores de 50 años se vacunan con Janssen. ¿Con qué suero se continuará?

Una arousana, vacunándose ayer con Janssen en Fexdega.

Una arousana, vacunándose ayer con Janssen en Fexdega.

La primera jornada de vacunación COVID para la franja de edad más numerosa (de 40 a 49 años) se desarrolló ayer en Fexdega con una buena organización, tal y como valoraron los propios usuarios. A excepción de las colas de primera hora de la mañana y de la tarde (que se eliminaron con agilidad), el resto del día fue todo según lo previsto gracias al personal sanitario y a los diez puestos que funcionaron de forma simultánea. Y es que el Sergas citó en el pabellón de A Maroma a 2.600 personas para inocularse Janssen, un suero que registró una gran aceptación entre los convocados.

En Fexdega, justo antes de la puerta de salida, el Sergas ha colocado un panel en el que las personas vacunadas pueden dejar un mensaje de agradecimiento al personal sanitario si así lo desean. En las notas adhesivas pueden leerse frases como “Sin vosotros no seríamos nadie”, “Gracias mis riquiñas” y otras dedicatorias más reivindicativas como “Salarios dignos, turnos dignos” o “Más atención primaria”. Noé Parga

El hecho de tratarse de una vacuna monodosis supone un atractivo para muchos arousanos que quieren viajar en verano y de este modo no están obligados a quedarse en la comarca a la espera de la segunda dosis como ocurre con Pfizer (se administra 21 días después de la primera). No obstante, también hay quienes manifiestan su interés en recibir este suero pero no llegan a rechazar el de Johnson & Johnson.

Ninguna renuncia en las primeras 500 dosis

De hecho en las dos primeras horas de citación no se había producido ninguna renuncia del medio millar de dosis inyectadas. Según explica el responsable de la vacunación en Fexdega, Miguel Carreiro, la inoculación de Janssen es ligeramente más molesta que la de otras vacunas, si bien los posibles efectos secundarios son los mismos: dolor local, de cabeza, fiebre, cansancio y malestar general.

Mascarilla quirúrgica

En la entrada al recinto un voluntario de Protección Civil entrega mascarillas quirúrgicas a los pacientes que llevan lavables e informa de la necesidad de mostrar el código QR de la citación. Una vez dentro, hay más personal que organiza los turnos en los puestos de vacunación.

Al acceder a ellos, el enfermero pregunta al usuario si es alérgico a algo o es paciente de riesgo. “¿Alérgica? Sí, a mi exmarido?, bromeaba una arousana antes de ponerse la Janssen.

Entre los cientos de personas que ayer pasaron por Fexdega para inmunizarse contra el coronavirus había caras conocidas como las del concejal de Sanidad en Cambados, Constantino Cordal; el portavoz del PSOE en Vilanova, Javier Dios; o el hostelero vilagarciano y presidente de Ahituvi, Ricardo Santamaría, “Richard”.

En la convocatoria de la mañana la mayoría superaban los 50 años, mientras que por la tarde predominaban los de 49.

Entre las más de dos mil personas que ayer pasaron por Fexdega para inmunizarse contra el COVID había rostros conocidos en la comarca como el portavoz del PSOE de Vilanova, Javier Dios (en la foto), el concejal de Sanidad en Cambados, Constantino Cordal, o el presidente de la asociación de hosteleros de Vilagarcía (Ahituvi), Ricardo Santamaría. Todos ellos se inocularon Janssen. Noé Parga

A los siguientes... ¿Pfizer?

Según explica Miguel Carreiro, el hecho de que ayer se vacunase con Janssen no significa que a los demás arousanos de 40 a 49 años les toque este mismo suero, ya que todo depende del número de vacunas que vayan llegando.

A primera hora de la mañana y de la tarde se registraron colas en el exterior del pabellón de Fexdega. No obstante, al habilitarse diez puestos de vacunación, las esperas fueron cortas y las colas se esfumaron en cuestión de pocos minutos. El recinto estuvo abierto durante el día salvo un par de horas a mediodía para los cambios de turno. En las dos primeras horas (de 9.00 a 11.00) se habían vacunado unas 500 personas. Noé Parga

Hoy están convocados en Fexdega 950 vecinos de 50 a 59 años para inyectarse las segundas dosis de Pfizer y probablemente mañana se retome la horquilla de 40 a 49. El tipo de vacuna por ahora es una incógnita, aunque si se repite el patrón de lo ocurrido con los de 50 a 59 podría ser Pfizer. La Moderna se está dejando para pacientes de alto riesgo.

Segundas dosis de AstraZéneca a menores de 55, esta semana

Las segundas dosis de AstraZeneca para menores de 55 años empezarán a inocularse en los próximos días. Será necesario firmar un consentimiento, tanto si se elige AstraZeneca como Pfizer.

La pregunta del millón: “¿Cuándo me toca? No me llegó ningún SMS”

No hay día que haya vacunación en Fexdega sin que alguien se acerque al mostrador de información para lanzar la pregunta del millón: “No me llegó ningún SMS. ¿Cuándo me toca?”.

Personal de enfermería asignado a este punto confirma que todavía se están vacunando “flecos sueltos”, en alusión a personas de entre 50 y 59 años que quedaron pendientes de la ronda de esta década.

Se dan situaciones, por ejemplo, en las que el paciente sí fue citado pero no se enteró. “Ocurre cuando no tienen actualizados los números de teléfono o tienen fijo en vez de móvil porque en este caso, en lugar de enviarle un SMS, se realiza una llamada automática desde un número largo”, comenta una enfermera de Fexdega, quien recuerda que es fundamental tener actualizados los números de contacto en el Sergas para ser convocado en tiempo y forma para vacunarse. Los pacientes pueden comprobar los números preguntando en su centro de salud.

El personal sanitario vacunó ayer de nueve de la mañana a dos de la tarde y de cuatro a nueve. Es necesario acudir a la hora de la cita para evitar aglomeraciones.

Compartir el artículo

stats