DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Castro niega las acusaciones de Somos sobre la fiesta familiar y anuncia acciones legales

David Castro, en primer término a la izquierda, durante un pleno en Ribadumia

David Castro, en primer término a la izquierda, durante un pleno en Ribadumia Noé Parga

El alcalde de Ribadumia, David Castro, salió ayer al paso del comunicado de Somos Ribadumia, en el que se le solicitaba la dimisión por su presunta participación en una fiesta en su domicilio que supuestamente incumplía las normas COVID. Castro insistió en que, “estuvo allí la Guardia Civil y no se levantó ningún acta de infracción”, lo que demuestra, a su parecer, que no se estaba haciendo nada incorrecto.

El alcalde también negó que hubiese más de 10 personas en la reunión, como afirmó el portavoz de Somos Ribadumia, Enrique Oubiña, y aseguró que cuando llegó la Guardia Civil a la vivienda, poco después de la una de la mañana, “yo ya no estaba allí”.

David Castro afirma que, “de una mentira se quiere sacar una verdad”, y aseguró que ha puesto los hechos en manos de los servicios jurídicos del Ayuntamiento, y de un abogado particular, “por si es denunciable” el comunicado de Somos Ribadumia.

El alcalde cargó con mucha dureza contra Enrique Oubiña, de quien llegó a decir que, “está obsesionado” con el grupo de gobierno. “Es una situación que se está sacando de contexto. Este tipo de personas (por Enrique Oubiña) no merecen estar en política. La sociedad necesita gente sana”. Y acusó a Oubiña de, “perseguirme, política y familiarmente”. Sobre la fiesta en sí, insiste en que se cumplieron las normas COVID, y sí admite que, “hubo gente catando”.

El alcalde afirma que cuando llegó la Guardia Civil él ya no estaba en la fiesta

decoration

En todo caso, plantea que a la una de la mañana, “la gente ya estaba recogiendo para marcharse”. Finalmente, David Castro no quiso hacer valoraciones sobre las presuntas amenazas e insultos del hermano de una concejala del gobierno a Enrique Oubiña, “porque yo no estaba allí”.

El PSOE de Ribadumia condena las presuntas amenazas a Enrique Oubiña

decoration

Sobre esto último sí se posicionó ayer el PSOE local. Los socialistas, “condenan enérgicamente” las presuntas amenazas a Oubiña, y avisan de que, “el ambiente político en nuestro Concello está llegando hasta límites difícilmente soportables”. El PSOE exige al gobierno local, “explicaciones públicas”, y pide a todos los bandos reflexión, “para rectificar esta tendencia destructiva”.

Compartir el artículo

stats