Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

JAVIER JAMARDO | Ganador en la modalidad de mejor tinto Barrantes

“Con el Barrantes la cantidad y la calidad son incompatibles”

Javier Jamardo, ganador en el concurso del mejor vino de Barrantes.

Javier Jamardo, ganador en el concurso del mejor vino de Barrantes. Noé Parga

Javier Jamardo Costas se alzó ayer con el premio al mejor vino tinto de la variedad Barrantes de la añada 2020. Comercial de profesión, y de 57 años, este vecino de Leiro cultiva albariño y recogió el testigo como cosechero de tinto de su suegro, el ya fallecido Luis Amable Castro, que fue durante mucho tiempo uno de los productores más destacados de Ribadumia. Jamardo obtiene así su primer premio en el certamen de Barrantes, tras estrenarse con un cuarto en la anterior edición, la de 2019, puesto que en 2020 no hubo fiesta. Se presentó al concurso sabedor de que, “tenía un buen vino”, y con la intención de contribuir a mantener viva la llama de una tradición muy arraigada en su familia y en todo el municipio.

–La parroquia de Leiro ha dado en los últimos años varios ganadores en la modalidad de Barrantes. ¿Cuál es el secreto?

–Hay ciertos sitios donde el viñedo produce poca uva, pero madura muy bien y da un vino de mucha calidad. Con el tinto de Barrantes, la cantidad y la calidad son incompatibles. Si yo abono la viña pensando en sacar más uva, sé que después perderé en calidad.

–¿Cuánto produce usted?

–No mucho, para casa y para cuatro amigos. El tinto para mí es una afición. Le dedico algunos fines de semana, y en verano algunas tardes, después del trabajo.

"Ojalá se consiga la regularización, porque si no esto va a terminarse; la gente abandona el tinto buscando un mayor rendimiento"

Javier Jamardo - Ganador del concurso en la modalidad de Barrantes

decoration

–También hace albariño, ¿cuál de los dos le gusta más a usted?

–Para comer, el tinto, siempre, salvo con un pescado o un marisco, que les va mejor el albariño. Pero para el pulpo, para un cocido o para la carne, prefiero desde luego el tinto.

–¿Se logrará algún día la ansiada regularización de la variedad “folla redonda” y en consecuencia del vino Barrantes?

–Ojalá se consiga, porque si no esto va a terminarse. La gente abandona el tinto buscando un mayor rendimiento. Es difícil llegar a eso, a la regularización, pero es necesaria porque la gente está cortando muchas cepas de Barrantes. A mí es algo que me da pena.

"El Barrantes no es para nada un mal vino. El de este año pasará de los doce grados"

decoration

–Hay quien dice que estos caldos carecen de cualidades organolépticas suficientes como para estar en un mercado de vinos de calidad ¿Qué opina?

–Yo el año pasado vendimié muy tarde, y me salió un vino muy dulce. Llevé a analizarlo, por si se podía hacer algo, y me salió que tenía una graduación de catorce grados. El Barrantes no es para nada un mal vino. El de este año pasará de los doce grados. Todos los vinos que llegaron a la cata final de la fiesta tenían buenas graduaciones. Hay vinos muy buenos, pero también es verdad que en el medio los hay pobres, y eso no ayuda.

–¿Se resolvería ese problema con la legalización y el embotellado de la producción?

–Eso creo que no, que siempre pasará, que habrá vinos buenos y otros no tan buenos.

Compartir el artículo

stats