DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Playas a tope, atascos e incendios... ¡El verano está aquí!

Incendios, atascos, playas y gastronomía, las imágenes que mejor resumen el domingo y anuncian la llegada del verano.

Incendios, atascos, playas y gastronomía, las imágenes que mejor resumen el domingo y anuncian la llegada del verano. FdV

Fue prohibirse la quema de rastrojos y dar comienzo la temporada de riesgo alto de incendios y en menos de 48 horas se registraron los primeros fuegos de consideración en la comarca.

Sucedió ayer, en la ladera vilagarciana del Monte Xiabre, donde los equipos de emergencias tuvieron que emplearse a fondo para combatir las llamas y controlarlas antes de que fuera demasiado tarde, ya que el viento amenazaba con expandirlas por la espesa superficie arbolada de Xiabre.

Así se combate el incendio de Vilagarcía en primera línea Noé Parga

Finalmente no fue así y los dos focos declarados de forma simultánea –prueba evidente de que pudieron haber sido intencionados– quedaron controlados en cuestión de tres horas, reduciéndose su efecto a las zonas arboladas –sobre todo pino– en las que se produjeron, más concretamente en el entorno de Guillán y Fontefría.

Efectivos de Medio Rural se emplean a fondo contra el fuego, ayer. Noé Parga

En cierto modo, el olor a monte quemado, la espesa humareda y el ruido intenso de las sirenas de los equipos de emergencias que se escucharon desde las diez de la mañana eran una triste forma de anunciar la proximidad del verano.

Como también lo anunciaba la imagen, ésta mucho más alegre y esperanzadora, de playas llenas de bañistas, terrazas de bares a tope y restaurantes repletos de comensales que estaban deseando regresar a localidades como O Grove para saborear su preciada gastronomía

Un almuerzo con vistas a la isla de A Toxa. M. Méndez

.“Han empezado a llegar clientes de Madrid, Asturias y otras muchas regiones de España, así como de Portugal, que estaban deseando que la situación sanitaria mejorara para saborear nuestra cocina”, explicaba Luis Padín Noya, el gerente de Marisquerías Solaina.

El comedor del restaurante Solaina, provisto de mamparas de seguridad frente al COVID. M. Méndez

Lógicamente, esta notable afluencia de turistas a la localidad meca y al conjunto de la comarca, unida al deseo de los arousanos de escaparse a las playas y paseos, hizo que se produjeran también los primeros atascos, que tampoco pueden faltar a la cita estival.

La playa de A Lanzada. M. Méndez

Se registraron, de nuevo, en las entradas y salidas de A Illa y, sobre todo, en el acceso por la vía rápida de Sanxenxo tanto a sus playas como al arenal grovense de A Lanzada.

También en el conocido como acceso oeste a San Vicente de O Grove, es decir, la carretera que, paralela a la costa, avanza desde A Lanzada hacia Pedras Negras.

Atascos para salir de O Grove, ayer. FdV

En buena lógica, las retenciones no fueron, ni mucho menos, las que se sufren cuando llega el verano de verdad. Pero visto lo visto, así como el aspecto que presentaban las playas más conocidas de la comarca, todo hace pensar que van a repetirse los atascos muy pronto.

Al igual que se producirán nuevos incendios, ya que el monte está preocupantemente descuidado y hay demasiada maleza que lo convierte en un auténtico polvorín.

Ciudadanos observando las maniobras de los helicópteros, en el embalse de Castroagudín. Noé Parga

Así se apreció en el registrado ayer en Vilagarcía, con los dos focos declarados en las inmediaciones del embalse de Castroagudín, lo cual aceleró enormemente las operaciones de extinción, sobre todo porque su cercanía al fuego permitía que los helicópteros cargaran agua una y otra vez de forma rápida y eficaz.

Mientras los medios aéreos se empleaban a fondo, observados desde muy cerca por decenas de curiosos que se encontraban en el monte y el citado embalse, desde tierra atacaban las llamas todo tipo de efectivos, especialmente las brigadas de la Xunta.

Los agentes cortaron el paso en la subida a Xiabre. Noé Parga

También acudieron Policía Local y la Guardia Civil, cuyos efectivos cortaron la circulación por las carreteras de acceso a Xiabre. Los agentes obligaron a volver sobre sus pasos a numerosos automovilistas y moteros que subían hacia Fontefría y otros puntos elevados de Xiabre –con fabulosas vistas sobre la ría de Arousa, Caldas y el Baixo Ulla– para almorzar en los merenderos y/o pasar el domingo disfrutando de la naturaleza y el paisaje en este conocido monte.

Lorena Moldes, la propietaria y cocinera del restaurante Pan de Millo. M. Méndez

Algunas playas se quedaron pequeñas

El mercurio superó ayer los 30 grados en diferentes puntos de la comarca. La consecuencia lógica es que los arousanos, y todos aquellos que decidieron visitar la ría y empezar a disfrutar de la nueva normalidad tras las limitaciones del último año, pusieron rumbo a las playas.

Muchos lo hicieron en autocaravana; un medio de locomoción cada vez más abundante en la comarca, y sobre todo en A Illa y O Grove.

En horario matinal todo fue tranquilo para los bañistas, ya que se registraba un acusado episodio de bajamar.

Los problemas –si es que pueden considerarse así después de todo lo que ha pasado– llegaron por la tarde, cuando una pronunciada pleamar hizo que en algunas zonas de baño apenas quedara arena en la que dar cabida a todos los usuarios. ¡Y eso que aún es mayo!

La notable afluencia de bañistas y de ciudadanos que se limitaron a pasear por la orilla, estuvo, como se decía al principio, claramente influenciada por las buenas temperaturas.

Las mediciones oficiales en las estaciones meteorológicas de Meteogalicia registraron máximas de 30 grados en Torrequintáns (Meis) y de 28 tanto en A Lanzada como en Simes (Meaño), Barrantes (Ribadumia) y Pé Redondo (Meis).

Una cocinera del Solaina selecciona productos en el expositor. M. Méndez

Compartir el artículo

stats