Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La lucha biológica contra las plagas del viñedo llega a O Salnés

Un viticultor durante las tareas de vendimia en O Salnés

Un viticultor durante las tareas de vendimia en O Salnés

Fomentar el uso de técnicas alternativas a los plaguicidas químicos en agricultura, a través de demostraciones en la práctica y divulgación de resultados. En el marco del proyecto, FEUGA dinamizará un HUB de viticultura en Galicia, contando con la implicación de bodegas de uva albariña como Martín Códax o de la zona de O Ribeiro, caso de Viña Costeira. El proyecto ha sido promovido por la Fundación Empresa-Universidad Gallega (FEUGA) que participa en la iniciativa europera titulada "‘La gestión Integrada de plagas funciona", con la siglas en inglés, IPMWORKS,

El proyecto, en el que participan 31 entidades de 16 países diferentes, tiene por objetivo la creación de una red agrícola europea de promoción y demostración de estrategias de manejo integrado de plagas. Con el propósito de impulsar el intercambio de conocimiento, IPMWORKS integrará redes europeas ya existentes junto a nuevas agrupaciones de agricultores interesados en aplicar nuevas técnicas para la gestión integrada de plagas. 

Después de la vendimia

Así, en Galicia, promovido por FEUGA y con la participación de las citadas bodegas, se pondrán en marcha, a partir de septiembre, demostraciones agrícolas y actividades de capacitación. Entre otras temáticas, los 10 agricultores que integran el HUB adquirirán nuevos conocimientos para reducir el uso de herbicidas, racionalizar los tratamientos fitosanitarios o probar nuevas herramientas de digitalización que les ayuden en estos propósitos.  

Aunque en Galicia el foco se centre en los viñedos, los viticultores gallegos integrarán una red de conocimiento a nivel europeo que también abarcará otros sistemas agrícolas, como la horticultura, frutales o cultivos extensivos.  

Proteger el medioambiente y aumentar la rentabilidad  

La combinación de diferentes estrategias y prácticas promovidas por el proyecto, mediante el aprendizaje entre pares, persigue reducir la dependencia de los plaguicidas y, por tanto, disminuir la exposición del medio ambiente y las personas a estos productos.  

La agricultura europea tiene en la actualidad una alta dependencia de los productos fitosanitarios. En la mayoría de las explotaciones agrícolas, la protección de cultivos frente insectos, enfermedades, o malas hierbas se basa principalmente en el uso de productos de síntesis.  

Según el Pacto Verde Europeo, y más concretamente su estrategia “De la granja a la mesa”, la Unión Europea tiene planes para reducir el uso de productos de síntesis en un 50% para 2030. Paralelamente, en consonancia con la Directiva 2009/128/CE sobre el uso sostenible de plaguicidas (SUD), los estados miembros de la UE han establecido planes de acción nacionales que tienen como objetivo reducir la dependencia de dichos productos. 

Compartir el artículo

stats