El pleno que la corporación de Cambados celebró el jueves terminó de un modo inesperado, con la alcaldesa, Fátima Abal, cuestionando públicamente a su homólogo, David Castro.

Tras el corte de agua de hace unos días, el regidor de Ribadumia negó que se pusiesen en contacto con él desde Cambados para intentar solventar la avería. Sobre esto, el bipartito de Cambados sostiene que hablaron con la concejala de Obras de Ribadumia y con un técnico municipal de ese mismo concello. Pero, en la parte final del pleno del jueves, Fátima Abal fue más allá y cargó con fuerza contra David Castro.

La regidora dijo que su homólogo del municipio vecino incurrió en una “imprudencia muy grave” al negar los contactos de Cambados, y que lo normal hubiese sido que le preguntase a sus concejales y técnicos, “antes de hacer unas declaraciones tan arriesgadas y temerarias”. “En este caso, el alcalde de Ribadumia se equivocó (...) El de Cambados no es un concello mentiroso”.

Tanto el Partido Popular cambadés como José Ramón Abal, de Cambados Pode, han criticado duramente a Fátima Abal por estas manifestaciones. Luis Aragunde, del PP, manifestó que, “Fátima Abal perdió los papeles completamente”, y que, “esa clase de comentarios no pueden hacerse en un pleno municipal”. “Sentí vergüenza ajena, y desde luego el PP se desmarca totalmente de esas declaraciones. La alcaldesa de Cambados no sabe el lugar que ocupa”.