Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sitúan en el centro de Mosteiro la avería que dejó sin suministro a Cambados 4 días

Acceso al polígono industrial de Sete Pías.   | // NOÉ PARGA

Acceso al polígono industrial de Sete Pías. | // NOÉ PARGA

El concejal de Obras de Cambados, Samuel Lago, manifestó ayer que la avería que dejó sin agua a varias aldeas de Vilariño y a empresas del polígono de Sete Pías entre el viernes por la tarde y primera hora de la tarde del martes se produjo en el centro de Mosteiro. El Concello de Meis conocía esta incidencia desde el fin de semana, pero no actuó hasta el lunes porque no sabía que el grave problema que estaban sufriendo en Cambados, a unos cuatro kilómetros de distancia, fuese consecuencia del reventón de Mosteiro.

La falta de agua en Vilariño se detectó por primera vez el viernes por la tarde. Samuel Lago explica que en un primer momento se pensó que el origen del problema estaba en un depósito situado en Sete Pías, pero en el término municipal de Ribadumia, y que además de abastecer a una parte de Cambados, también almacena agua para Ribadumia y Meis.

En un primer momento se creyó que la avería estaba en el depósito de Sete Pías, pero no era así

decoration

El viernes, los técnicos sospecharon que las empresas del polígono estaban consumiendo tanta agua que el depósito no daba abasto, por lo que se cerró la conexión de Cambados para evitar que el corte se agravase. Al mismo tiempo, se hizo un enlace desde la red de Oubiña a la de Sete Pías y Vilariño. “Pensábamos que si dejábamos de coger agua del depósito y le dábamos tiempo a que se llenase, el problema quedaría resuelto”, afirma Samuel Lago.

No obstante, no fue así. El agua que llegaba a las casas y empresas era insuficiente, pues la captación de Oubiña está en una cota más baja y no está dimensionada para un consumo tan elevado. Y por si eso no bastase, a última hora del sábado, los técnicos de Viaqua detectaron que el nivel del depósito seguía sin aumentar. “El agua llegaba bien al depósito, y toda la que entraba, salía, de modo que la avería tenía que estar en un punto de la red más adelante”.

El domingo no se hizo nada, por lo que el problema se mantuvo, afectando a docenas de casas de San Antón, Cuiña, Xesteira, y varias empresas, si bien algunas de ellas estaban cerradas, al ser día no laborable. Hasta que el lunes por la mañana se retomó la gestión de la crisis. El Concello de Cambados se reúne con Viaqua y contacta con los Ayuntamientos de Ribadumia y Meis, así como con la Mancomunidade do Salnés.

Meis conocía la avería desde el fin de semana, pero no actuó antes porque no sabía que era la causante del corte en Cambados

decoration

Es entonces cuando se descubre que precisamente a esas horas estaban intentando resolver un fuerte reventón en Mosteiro. Y se estableció una relación de causa y efecto entre los dos incidentes. En Meis se tardó en actuar porque no sabían que su fuga estuviese relacionada con la crisis de Cambados, y porque en Mosteiro no había abonados sin suministro. El arreglo no urgía, y al cuadrar en fin de semana, se decidió aguardar al lunes.

La situación se agravó mucho en Cambados el lunes, pues al abrir las zanjas en Mosteiro, “se perdió mucha agua”, tal y como reconoce la alcaldesa de Meis, Marta Giráldez. El colegio de Vilariño quedó sin abastecimiento durante toda la mañana; una fábrica de Sete Pías tuvo que parar la producción, mandar a los trabajadores para casa y comprar una cisterna con 20.000 litros de agua para esterilizar y limpiar la planta.

Además, se le pidió a Ribadumia que tomasen agua de otras dos conexiones, en Barrantes y Leiro, para aliviar la presión sobre el depósito de Sete Pías. Entre esta última medida y el arreglo de Meis fue mejorando la situación.

El bipartito ha sido criticado por falta de transparencia hacia vecinos y empresas

decoration

El martes por la mañana se anuló el “by-pass” de Oubiña y se restableció la conexión con el tanque de Sete Pías, reanudándose el servicio sobre las 14.00 horas. “Es falso lo que dice el concejal de Cambados Pode de que había casas sin agua sobre las 19.30 horas. Así me lo han confirmado en Viaqua”.

Críticas al bipartito

El gobierno de Cambados ha sido duramente criticado por vecinos, empresas y partidos de la oposición durante esta crisis. Las empresas de Sete Pías no fueron avisadas el lunes de que existía la posibilidad de que se quedasen sin agua; y el Ayuntamiento no publicó en sus redes sociales ni una sola nota sobre el incidente de Sete Pías, al contrario de lo que hizo unos días después con otra avería cerca de Tragove, la cual afectaba al casco urbano. Para el Partido Popular y Pode, el bipartito actuó excesivamente tarde y mal.

Compartir el artículo

stats