Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La vacunación COVID impide que Fexdega repita como sede de Selectividad

Fexdega es un punto de vacunación masiva donde ayer se administraron 1.500 dosis de Pfizer a personas de 70 a 79 años.

Dentro de poco más de dos semanas se celebrará la Selectividad y Vilagarcía no repetirá como sede. Las ubicaciones de las pruebas de acceso a la universidad ya están decididas y han sido comunicadas a los institutos. Así, los estudiantes de O Salnés deberán volver a desplazarse a los campus de Santiago o Pontevedra (en función del centro en el que hayan estudiado Bachillerato) como en la época pre-COVID.

El pabellón de Fexdega está siendo utilizado prácticamente a diario como punto de vacunación masiva contra el coronavirus, por lo que no es posible compatibilizar este uso con el educativo. Desde el IES Fermín Bouza Brey, el director reconoce que existen causas justificadas para suspender este año el recinto de A Maroma como sede de la ABAU (Avaliación de Bacharelato para Acceso á Universidade) puesto que la vacunación es prioritaria, si bien considera que “una vez regrese la normalidad, debería estudiarse como sede definitiva”. Defiende que la capital arousana “tiene capacidad” para convertirse en emplazamiento permanente para el desarrollo de las pruebas de Selectividad.

Experiencia exitosa

Y es que la experiencia del verano pasado en Fexdega fue todo un éxito. Los alumnos de la comarca de O Salnés que se presentaron a los exámenes (rondaban los 600) quedaron encantados con el resultado, pues no tuvieron que desplazarse a Pontevedra ni a Santiago como tradicionalmente se venía haciendo.

Esa opción que se recupera este año, además de suponer un mayor gasto para las familias (las pruebas duran tres días y es necesario buscar alojamiento), también suele poner más nerviosos a los estudiantes, al tratarse de un emplazamiento desconocido para ellos, así como los centros con los que comparten aula (de ser el caso). Eso fue lo que declararon los adolescentes sondeados por este periódico en la ABAU del pasado mes de julio en el recinto de A Maroma. Además, se incrementa la movilidad entre municipios.

Con respecto a la organización, en plena pandemia, transcurrió con normalidad. Se establecieron seis accesos distintos al pabellón con el propósito de reducir el contacto entre los alumnos de distintos institutos.

Concello y Castro Alobre

El Concello de Vilagarcía colaboró en la intendencia de la Selectividad de 2020, poniendo a disposición de la CIUG (Comisión Interuniversitaria de Galicia) las instalaciones, así como personal municipal que colaboró en el traslado y colocación del mobiliario necesario para celebrar las pruebas, así como en la medición de espacios.

Tanto los pupitres como las sillas fueron una cesión temporal del instituto Castro Alobre, centro donde se custodiaron los exámenes una vez realizados, antes de trasladarse a Santiago para su corrección.

Fuentes del gobierno local apuntaban ayer que la CIUG todavía no se había puesto en contacto con Ravella y que no tenían constancia de que ya estaba definida la organización de la ABAU de este año. De hecho el ejecutivo socialista mantenía su disposición a volver a colaborar, “aunque este año hay que tener en cuenta que habría que coordinarlo con Sanidade, por si pudiese adaptar el calendario de vacunación”.

Pero la decisión ya está tomada. CIUG ha publicado en su página web las sedes de las comisiones delegadas, que en el caso de O Salnés se dividen entre las universidades de Santiago y de Vigo.

Se da la paradoja, como ya ocurría en años anteriores, que institutos de un mismo municipio se reparten entre los campus de Santiago y Pontevedra.

¿A qué facultad irá cada instituto?

Así, con respecto a Vilagarcía, mientras que los estudiantes del IES Bouza Brey, Cotarelo Valledor y Castro Alobre se examinarán en la capital gallega (en las facultades de Biología, Educación y Psicología respectivamente), los del Miguel Ángel González Estévez (Carril) lo harán en el pabellón universitario de la ciudad del Lérez.

En este mismo emplazamiento realizarán las pruebas de Selectividad los alumnos del Ramón Cabanillas (Cambados), Monte da Vila (O Grove), Vilalonga (Sanxenxo), A Basella (Vilanova) e IGAFA (A Illa).

Al caso de Vilagarcía se suma el de Cambados, donde un instituto irá a Pontevedra y otro a Santiago.

Las normas

En relación a la normativa COVID en la celebración de los exámenes, entre las normas figuran la obligatoriedad de llevar mascarilla de forma permanente cubriendo boca y nariz independientemente de la distancia de seguridad interpersonal. Las aulas no superarán los cincuenta estudiantes, excepto clases muy amplias donde la separación quede sobradamente garantizada.

Compartir el artículo

stats