Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Refuerzos por tierra y mar se suman a la lucha contra la plaga de algas de la playa Compostela

Una mariscadora muestra el marisco levantado, en la Compostela, ayer. Iñaki Abella

Las mariscadoras de Carril están desesperadas. Exhaustas. Cansadas de ver cómo su trabajo se va al garete. Primero se registró una mortandad masiva en Os Lombos do Ulla y ahora temen que la situación se repita en la playa Compostela, esta vez a causa de la ingente cantidad de algas que cubre el arenal vilagarciano y que puede asfixiar los bivalvos.

Las mariscadoras, tras la jornada de limpieza, ayer. Iñaki Abella

Las mariscadoras llevan limpiando desde el martes el tiempo que les permite la marea, pero no dan abasto. Ayer se sumaron al operativo más medios, concretamente un tractor con remolque que alquiló la agrupación y una máquina limpiaplayas del Concello. La Administración municipal también está colaborando desde el inicio de las tareas de limpieza con una pala. El concejal Lino Mouriño se desplazó ayer a la playa para interesarse por la problemática.

Las mariscadoras de Carril luchan contra las algas para salvar el marisco Iñaki Abella

Dos contenedores diarios

Cada día retiramos dos contenedores llenos de algas y poco hacemos. Por eso por la tarde tuvimos ayuda de dos embarcaciones con bou de vara y avanzamos bastante. Espero que el viento del sur que se prevé con el temporal del sábado nos ayude a quitar las algas”, confía el presidente de la agrupación de marisqueo a pie de Carril, Rolando Vidal.

Él mantiene una actitud optimista para que no decaigan todavía más unos ánimos ya mermados desde hace meses entre el sector, el cual busca un cese de actividad que no llega.

El semblante de muchas mariscadoras que estaban ayer limpiando en la Compostela era serio, triste. Ya van muchos meses sin faenar y esta enorme acumulación de algas supone un nuevo y duro varapalo para un colectivo formado por más de ochenta trabajadoras y trabajadores.

“En mi vida vi tanta cantidad de algas. Das una rastrillada y llenas tres o cuatro cajas. Es una pasada".

Rolando Vidal Mouriño - Presidente de la agrupación de marisqueo a pie de Carril

decoration

“En mi vida vi tanta cantidad de algas. Das una rastrillada y llenas tres o cuatro cajas. Es una pasada. A ver si la actuación del bou funciona; si no tendremos que volver a pedir permiso a la Xunta para volver a limpiar”, comenta Vidal. Advierte de que la cría de almeja y berberecho “está levantada y se va enterrando”, pero teme que acabe muriendo.

Compartir el artículo

stats