Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El tesoro escondido en Vilanova

Parroquia de San Cibrán de Vilanova.

Parroquia de San Cibrán de Vilanova. Iñaki Abella

La detención del exsacristán de la parroquia de Vilanova, acusado de un presunto delito de apropiación indebida de objetos religiosos, ha dejado estupefacto a una parte importante de los vecinos del municipio, sobre todo, por la gran cantidad de elementos que ha descubierto la Guardia Civil en las propiedades del hombre. Los objetos más valiosos intervenidos por los agentes de Patrimonio Histórico eran una cruz de altar de plata, un cáliz, varias medallas y un cuadro de plata, así como diferente vestuario litúrgico. Las medallas, sospechan los vecinos, podrían proceder de alguna de las cofradías religiosas que se crearon en Vilanova, alguna de las cuales, ya está extinta, y que habrían dejado al cuidado de la parroquia sus propiedades.

Todos esos elementos serán inventariados para tratar de determinar quienes son sus propietarios. También los libros litúrgicos contarían con un importante valor histórico, ya que alguno de ellos, por la época en la que se han tasado podrían proceder perfectamente de la antigua iglesia de Cálago o de las capillas que existían en el casco urbano, como son la de San Amaro, San Roque (ubicada antiguamente donde hoy se encuentra A Pastoriza) o Belén (hoy desaparecida).

En Vilanova están muy sorprendidos por lo ocurrido ya que el exsacristán ejerció durante 25 años como mano derecha del anterior párroco, fallecido hace casi un año, encargándose de gestionar toda la actividad de la parroquia y resolviendo muchos de los problemas que surgían, lo que le permitió ganarse el afecto de muchos feligreses, afecto que demostraron el pasado domingo en una concentración espontánea ante el Concello y en el Xardín Umbrío.

Lo que no se esperaba nadie es la gran cantidad de elementos religiosos que guardaba en su casa el exsacristán, al que se le habría advertido desde el Arzobispado de Santiago que debería devolverlo, algo que no llegó a hacer desde que fue apartado de la parroquia por el actual responsable de la misma.

Su alejamiento de la parroquia fue comunicado por un representante del Arzobispado durante una celebración eclesiástica el pasado mes de marzo, dejando estupefactos a los feligreses que se encontraban en el interior del templo de San Cibrán.

La tradición de las capillas domiciliarias


Entre el material identificado por la Guardia Civil se encuentran una quincena de capillas domiciliarias. Aunque estos elementos no tienen un gran valor patrimonial, ya que la mayor parte de ellas fueron elaboradas en serie a lo largo del siglo XX, si cuentan con un importante valor emotivo para los feligreses. Estas capillas recorrían las viviendas de los vecinos, permaneciendo en ellas durante un período determinado de tiempo, abandonándola para ir a otra casa con una pequeña aportación económica. Se trata de una tradición muy extendida en Vilanova y en otros pueblos de la ría de Arousa.También entre las piezas intervenidas se encuentra una “bula de erección”, un documento en el que, antiguamente, se fijaban los beneficios y oficios eclesiásticos.

Compartir el artículo

stats