Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Valga tendrá una zona especial de trituración de restos vegetales

La máquina trituradora de biomasa. FdV

La apuesta del Ayuntamiento de Valga por el reciclaje y/o el tratamiento de residuos orgánicos gana enteros cada día que pasa. A las acciones emprendidas en los últimos meses para introducir el compostaje en la localidad e implicar a sus vecinos en el proceso, suma ahora la puesta en marcha de una estructura en la que manipular y tratar los restos vegetales.

En el gobierno del conservador José María Bello Maneiro dan cuenta de ello incidiendo, precisamente, en que se trata de una forma de “complementar la apuesta por el compostaje”. Y para darle forma plantea “la construcción y acondicionamiento de un punto de tratamiento de restos vegetales y acopio de material estructurante que estará ubicado en el entorno del punto limpio municipal”.

Así pues, tras adquirir las parcelas necesarias, el Concello saca ahora a contratación la puesta en marcha de esas nuevas instalaciones, para lo cual fija un presupuesto de casi 50.000 euros.

Características

El proyecto en cuestión consiste en la instalación de una estructura metálica de unos 15 por 10 metros que estará cerrada en la parte trasera y uno de sus laterales, dotándola de cubierta a dos aguas y un piso de hormigón.

De este modo podrán depositarse en ese espacio “los restos de poda y limpieza resultantes de los trabajos de jardinería efectuados en el municipio para proceder a triturarlos”.

Fomento del compostaje entre los niños de Valga.

Lograrán “estructurante"

El material resultante se empleará como “estructurante”, es decir, como material mediante el que favorecer y acelerar el proceso de compostaje que se lleva a cabo en la localidad, tanto en los composteros comunitarios como en los individuales.

En el ejecutivo destacan que “esta actuación es sufragada entre el Concello y la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda, a través de una línea de subvenciones para actuar en materia de eliminación de residuos que está cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional”.

Una clase sobre compostaje en el CRA de Valga. FdV

Una ayuda de 60.000 euros

Gracias a ello se logró una ayuda cercana a los 60.000 euros, destinándose una parte a finales del pasado ejercicio a la adquisición de cubos que fueron repartidos entre los vecinos para su empleo en la separación de los residuos orgánicos.

También con parte del dinero conseguido “se llevó a cabo una campaña de información y sensibilización sobre compostaje que incluía la edición de manuales explicativos sobre este proceso de gestión de los biorresiduos y la creación de pancartas divulgativas y adhesivos”, detallan en el ejecutivo.

Compartir el artículo

stats