DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La obra de la primera ciclovía de Vilagarcía revoluciona el barrio de A Florida

Vecinos y comerciantes del tramo final de Rodrigo de Mendoza, junto a A Florida, ayer.

Vecinos y comerciantes del tramo final de Rodrigo de Mendoza, junto a A Florida, ayer.

El arranque de las obras de la primera ciclovía de Vilagarcía ha causado un gran revuelo en A Florida, un barrio muy poblado y con una elevada afluencia de tráfico que constituye uno de los principales accesos a la ciudad (situado entre As Carolinas y Rodrigo de Mendoza), además de representar una importante zona comercial. De hecho en el pequeño tramo entre las rotondas de Luz Salgada y A Laxe funciona una veintena de establecimientos, la mayoría con varios años de antigüedad y ya consolidados en el barrio.

Sandra Leal, peluquera

Sandra Leal, peluquera Iñaki Abella

Tanto comerciantes como vecinos están molestos y preocupados debido a la supresión de plazas de aparcamiento provocada por la obra de la ciclovía, la primera que atravesará el entramado urbano de la ciudad (pues los carriles bicis actuales discurren por la fachada marítima).

Juan Barreiro, de la armería.

Juan Barreiro, de la armería. Iñaki Abella

Consideran que el Concello debería haber reunido a los afectados antes de iniciar la actuación para explicarles un proyecto “de semejante envergadura” y de ese modo poder solventar todas las dudas. Sin embargo el gobierno local replica que ya ha informado a través de los medios de comunicación y de sus redes sociales y que el proyecto está disponible en la sede electrónica municipal. Asegura que “ningún vecino se dirigió al Concello solicitando información al respecto”, aunque manifiesta estar a su entera disposición para aclarar cualquier aspecto.

Jorge Ruibal, de la ortopedia.

Jorge Ruibal, de la ortopedia. Iñaki Abella

Aunque la obra ya comenzó el lunes con la colocación de las vallas que suprimían los aparcamientos en ambos márgenes de Rodrigo de Mendoza, vecinos y comerciantes consideran que el ejecutivo de Alberto Varela todavía está a tiempo de convocarlos a un encuentro.

Cristina Maneiro, vecina de Rodrigo de Mendoza.

Cristina Maneiro, vecina de Rodrigo de Mendoza. Iñaki Abella

La eliminación de las zonas de estacionamiento (entre las glorietas de Luz Salgada y A Laxe) fue el principal motivo que levantó en pie de guerra a los afectados. Fuentes de la empresa adjudicataria, Marconsa, señalan que se vallaron ambos márgenes de la calzada para realizar las mediciones, si bien por la tarde uno de ellos (el que aglutina más comercios y linda con el parque de A Coca) volvió a quedar habilitado como estacionamiento, recuperando así la normalidad.

Manuel García regenta un negocio de venta de pinturas.

Manuel García regenta un negocio de venta de pinturas. Iñaki Abella

Desde Marconsa aseguran que en ese lado de la calle no se llevará a cabo ninguna actuación (la acera quedará tal y como está y se mantendrá la zona de carga y descarga), puesto que la ciclovía se construirá en el opuesto. Para ello, se eliminará uno de los dos carriles ascendentes de tráfico rodado (en dirección hacia As Carolinas) y se moverá la zona de aparcamiento del margen de la colchonería hacia el interior de la calzada (conservando el mismo número de plazas) para ofrecer mayor protección a los ciclistas, que circularán entre la acera y los estacionamientos.

Antonio Varela, vecino.

Antonio Varela, vecino. Iñaki Abella

De este modo, la acera actual se mantendrá sin cambios. A continuación se construirá un carril bici de 2,50 metros, después los estacionamientos de 2,10 de ancho y un carril para el tráfico rodado de 3,50 en un sentido y otro de las mismas dimensiones en el otro, según las cifras aportadas por la empresa constructora.

Loli Chedas trabaja en una panadería de la zona.

Loli Chedas trabaja en una panadería de la zona. Iñaki Abella

La ciclovía rodeará la rotonda de Luz Salgada y volverá por el itinerario de ida, sin afectar al margen de la calzada más próximo al parque de A Coca. El Concello garantiza que no se suprimirá ningún aparcamiento en el tramo de Rodrigo de Mendoza que discurre entre Luz Salgada y la glorieta de A Laxe. Las plazas que están ahora anuladas se recuperarán una vez que terminen las obras. No obstante vecinos y comerciantes piden al Ayuntamiento que mientras tanto les facilite un estacionamiento provisional porque “ya estamos sufriendo las consecuencias”, advierten.

Alejandro Pita vive en el tramo de Rodrigo de Mendoza entre las rotondas de A Laxe y de la Marina Española, donde se suprimirá una línea de estacionamientos. Iñaki Abella

Esta petición no tiene demasiados visos de prosperar a tenor de las declaraciones realizadas ayer por el gobierno vilagarciano: “Ese tramo de Rodrigo de Mendoza puede considerarse una zona privilegiada en el conjunto de Vilagarcía dadas las plazas de aparcamiento libre y gratuito que acoge, como los estacionamientos delantero y posterior de Fexdega en un tramo, los de los supermercados de As Carolinas en el otro y en el medio, la Finca Douro”.

Óscar Rey, presidente de la asociación de vecinos Fonte da Coca Iñaki Abella

Nuevos negocios

Sandra Leal es peluquera en Rodrigo de Mendoza y ayer mismo abrió una lavandería en el bajo de al lado. La pandemia ha pasado factura a su negocio y para intentar capear el temporal decidió complementar su actividad con otra, ya que ambos locales son de su propiedad. “Están valladas las plazas de este lado de la carretera. ¿La gente que viene a traer la ropa dónde va a aparcar?”, se pregunta la peluquera, a la que le ha sentado como un jarro de agua fría el inicio de la oba de la ciclovía.

Las opiniones entre los vecinos y comerciantes consultados son muy similares. Juan Barreiro regenta una armería. La mayoría de sus clientes llegan en coche procedentes de distintas partes de Vilagarcía y de otros concellos. “El lunes por la mañana estaba todo vallado y los clientes ya no paraban, seguían de largo. Lo noté muchísimo”, apunta el comerciante.

Comercios muy específicos con clientes de fuera de Vilagarcía

En este tramo de Rodrigo de Mendoza hay establecimientos muy específicos como esta armería, una panadería, un negocio de pinturas, de iluminación, de decoración de interiores, ... “La gente viene en coche a hacer una compra rápida y concreta, y se va; no viene a pasear y a ver qué cae”, sostienen. Por ello, consideran que el mantenimiento de las plazas de aparcamiento es fundamental.

"La gente viene en coche a hacer una compra rápida y concreta, y se va; no viene a pasear y a ver qué cae"

decoration

Zona peatonal junto a la ortopedia

Las que sí se perderán son las que están situadas en el tramo de A Florida más próximo a la ortopedia, pues se decidió construir allí una zona peatonal. Con todo, el Concello asegura que “se prevén las correspondientes plazas de minusválidos y se garantiza el acceso de vehículos para carga y descarga como en cualquier otra zona peatonal del municipio”.

Jorge Ruibal es el propietario de la ortopedia. Como todos los estacionamientos de su zona están vallados y por tanto inhabilitados, ayer estaba convencido de que se suprimirían todos. “El mío es un establecimiento sanitario al que vienen personas con lesiones medulares, amputaciones, de edad avanzada en silla de ruedas, ... Mis pacientes no pueden estacionar en Fexdega. Además del aparcamiento, la accesibilidad es primordial”, comenta Ruibal, quien se pregunta dónde va a ubicarse la parada del autobús escolar.

Vecinos sin garaje

Cristina Maneiro vive en Rodrigo de Mendoza desde 2003, en uno de los edificios de protección oficial. “Cuando compré el piso tuve que elegir entre la plaza de garaje o poner la cocina. Por tanto no disponemos de garaje y ahora mismo tenemos dos coches porque nos hacen falta para trabajar a mí marido y a mí, ya que nos desplazamos fuera de Vilagarcía”, relata la vecina. “El ambulatorio también nos quita aparcamiento y esta zona no tiene sentido hacerla peatonal; no estamos en el centro y las aceras ya son anchas”, opina.

Manuel García regenta un negocio de pinturas al que acuden empresas y particulares de todas partes. “Los camiones tienen que parar enfrente para cargar los botes de pintura”, defiende.

Alejandro Pita es un joven de 18 años que vive en el siguiente tramo de Rodrigo de Mendoza, entre la rotonda de A Laxe y la de la Marina Española, donde sí está previsto eliminar una línea de estacionamientos, la más próxima al río de O Con. “Habría que potenciar las zonas de aparcamiento para residentes”, reivindica mientras compra el pan.

Ravella, por su parte, ruega “paciencia” a los vecinos por las molestias que les puedan ocasionar las obras de la ciclovía aunque da por seguro que una vez terminadas el resultado supondrá “una gran mejora” para esa zona y para toda la ciudad.

Compartir el artículo

stats