Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Iglesias busca el máximo consenso en la remodelación de la plaza de O Regueiro

Plaza de O Regueiro, en A Illa de Arousa.

Plaza de O Regueiro, en A Illa de Arousa. Iñaki Abella

Punto de encuentro, lugar de esparcimiento y muchas cosas más. Todo eso es lo que significa para un vecino de A Illa la plaza de O Regueiro, un lugar cuyo estado no responde a la importancia que posee, siendo más similar a un descampado de un barrio deprimido de una gran ciudad que a la plaza más céntrica del municipio. Los servicios técnicos del Concello se encuentran redactando un proyecto de remodelación que se presentará en las próximas semanas y en el que se pretende conseguir la participación ciudadana.

Así lo reconoce el alcalde de A Illa, Carlos Iglesias, al asegurar que “en cuanto esté finalizada la redacción del proyecto, lo daremos a conocer para que la gente pueda opinar y ayudar en el diseño del Regueiro que todos queremos”. El documento en el que se está trabajando, asegura Iglesias, ya cuenta “con aportaciones de vecinos de la zona y de padres que acuden diariamente a este espacio, pero queremos contar con el mayor número de alternativas posibles para conseguir el mejor proyecto posible”.

"En cuanto esté finalizada la redacción del proyecto, lo daremos a conocer para que la gente pueda opinar y ayudar en el diseño del Regueiro que todos queremos".

Carlos Iglesias - Alcalde de A Illa

decoration

Una vez consensuado el proyecto llegará el momento de buscar la financiación necesaria y sacarlo a licitación, algo que “esperamos que sea a la mayor brevedad posible para dar una mejor imagen a la plaza de O Regueiro que, es cierto, no ofrece la mejor en estos momentos”.

La plaza de O Regueiro es uno de los nexos centrales del Plan de Mobilidade Urbana Sostible (PMUS) que se está desarrollando en A Illa de Arousa, y el objetivo es caminar, en los próximos años, hacia su peatonalización, tanto de la plaza como de las calles adyacentes.

Ese objetivo hace años que se persigue y se ha intentado llevar a cabo en varias ocasiones, todas ellas durante el verano. Esas experiencias han tenido resultados diversos, con más o menos éxito a la hora de que se respetase, pero lo que sí han dejado en evidencia son las dificultades de llevarla a cabo sin una alternativa adecuada para el tráfico rodado. En ese aspecto , se está trabajando en la apertura de un vial que pueda desviar el tráfico rodado por Entrecortiñas, sin llegar a pasar por la zona de O Charco. Esta sería la última de una serie de alternativas que llevan años barajándose sin que se lleguen a concretar, como la que planteaba la construcción de un estacionamiento subterráneo bajo la plaza al que se accedería a través de un túnel entre Ribeira do Chazo y la zona de O Charco.

A las medidas de peatonalización de la plaza de O Regueiro se suman otras, como la creación de un gran estacionamiento en la zona de O Bao, cuyas obras van a iniciarse en los próximos días, o la instalación de tres estaciones de bicicletas para que los visitantes puedan moverse por el municipio sin utilizar el coche. Esas tres estaciones de bicicletas, manuales y eléctricas, estarían instaladas en O Bao, O Regueiro y Carreirón.

Pintadas denunciando su estado


La pésima situación de O Regueiro lleva mucho tiempo indignando a usuarios y vecinos, que se han quejado de forma reiterada de su situación. El malestar llegó al extremo de, el pasado mes de abril, realizar pintadas denunciando la situación y exigiendo una solución inmediata para el centro de esparcimiento del municipio. Las pintadas se borraron al día siguiente por parte de los operarios municipales, pero eso no hizo más que enardecer los ánimos, volviendo a aparecer tan solo unos días después cargando duramente contra el Concello.

Compartir el artículo

stats