Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La aldea de Vilagarcía que sufre una riada de barro tras cada borrasca

La riada de fango, llegando ayer por la mañana al lavadero de Guillán. |   // CEDIDA

La riada de fango, llegando ayer por la mañana al lavadero de Guillán. | // CEDIDA

Los vecinos de Guillán (Vilagarcía) han expresado su indignación por la nueva “riada” que como consecuencia de las lluvias de “Mathieu” , cruzó el centro de la localidad arrastrando gran cantidad de fango, tierra y piedras.

Temen que la situación se convierta en habitual por lo que urgen que se tomen medidas a tiempo pues atribuyen el problema al desmonte que un empresario realizó en las inmediaciones para la construcción de un gigantesco viñedo de albariño, en una extensión de más de 22 hectáreas.

Las inundaciones en la parroquia se registran cada vez que llueve con cierta intensidad y coinciden precisamente con los trabajos de preparación del terreno para la plantación de las nuevas cepas.

Los vecinos afectados argumentan que las labores realizadas han sido muy agresivas con el paisaje y, de hecho, existen informes que certifican que se taló una reserva pinar existente en el lugar.

Es precisamente la vegetación la que, en opinión de los vecinos, contenía por absorción el agua de la lluvia, pues ni siquiera cuando el agua caía torrencialmente se producían estos efectos hasta comienzos del presente año

Vista del desmonte realizado entre Guillán y Berdón. | // M.M.

La espectacularidad de la riada puede verse en los numerosos vídeos que los vecinos han grabado con sus teléfonos móviles y distribuido a discreción en toda la ciudad de Vilagarcía, localidad en la que las precipitaciones de la pasada madrugada han pasado desapercibidas para los servicios de emergencias.

La situación en Guillán ha llegado ya al Parlamento de Galicia con una pregunta formulada por la diputada del BNG Montserrat Prado, que todavía no ha recibido respuesta oficial.

Los vecinos han presentado denuncias ante diversos organismos, incluidos el Seprona de la Guardia Civil y Augas de Galicia.

Compartir el artículo

stats