Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Personas con discapacidad, a la espera de la vacuna: "Mi hija lleva seis meses sin ir al centro de día por prescripción médica"

Laura Sinópoli vive con sus padres en el barrio vilagarciano de Os Duráns.

Laura Sinópoli vive con sus padres en el barrio vilagarciano de Os Duráns. Iñaki Abella

En las últimas semanas se ha acelerado la vacunación contra el COVID. Pero solo en determinados colectivos (ayer estaban citadas 800 personas en Fexdega para administrarse la AstraZeneca). Otros continúan esperando la ansiada llamada del Sergas para inyectarse la dosis, como las personas con discapacidad intelectual, muchas de ellas con patologías asociadas y por tanto de riesgo.

Es el caso de Laura Sinópoli, una vecina de Vilagarcía de 42 años con síndrome de Down y diabetes que lleva desde octubre sin acudir al centro de día del que es usuaria por prescripción médica. “Por esa doble condición de Down y diabética está en el grupo de mayor riesgo y la doctora nos recomendó que no fuese a la asociación”, comenta su padre, Reynaldo Sinópoli, un argentino afincado en Vilagarcía desde hace veinte años.

El progenitor de Laura deja claro que el centro cumple a rajatabla los protocolos. “No hay ninguna queja del colegio, habilitaron un buen sistema de control para los usuarios y el trato y funcionamiento son excelentes, pero en el caso de mi hija la médico nos prescribió que se quedase en casa para evitar un posible contagio al ser de alto riesgo”, profundiza el padre.

Por tanto Laura lleva más de seis meses sin poder hacer vida normal, alejada de sus compañeros, con una socialización limitada, una situación que le afecta a su estado emocional y a la forma de afrontar su día a día.

Sin respuesta

Reynaldo ha llamado varias veces al teléfono COVID habilitado por el Sergas para preguntar cuándo vacunarán al colectivo de su hija. Pero en ninguno de los intentos ha obtenido una respuesta. “La incertidumbre es total porque no sabemos qué va a pasar ni cuándo va a vacunarse. Cuando llamas a ese teléfono lo que hacen es abrir una incidencia y ya llevo tres; la última, esta mañana”, manifestaba ayer el padre, muy preocupado por la situación de su hija.

Y es que aunque en el conjunto de Galicia la incidencia de coronavirus ha descendido, en O Salnés hay dos concellos en el nivel de restricciones máximas (de los cinco de la comunidad autónoma), como son Vilanova y -desde hoy- también Cambados. Vilagarcía se encuentra en el nivel medio con 63 contagios (hoy se llevará a cabo un cribado para vecinos de 30 a 49 años).

Miedo al contagio

Reynaldo y su mujer tienen miedo de que su hija Laura contraiga el virus, tanto por la gravedad de la sintomatología que pudiese presentar como por las verdaderas dificultades que tendrían para llevar a cabo el aislamiento. “¿Cómo haríamos si se llegase a contagiar?”, se pregunta temeroso.

"Tanto mi mujer como yo estamos vacunados, pero mi hija no, que es la que más lo necesita"

Reynaldo Sinópoli - Padre de Laura Sinópoli, una chica con Down y diabetes

decoration

Se da la paradoja de que tanto el padre como la madre de Laura están vacunados contra el COVID con la primera dosis de AstraZeneca (están en el tramo de 60 a 65 años). “Y ella, que es la que más lo necesita, todavía está esperando sin que tengamos una fecha aproximada”, lamenta el argentino.

Fademga

Además de con el Sergas, se puso en contacto con Fademga Plena Inclusión Galicia para obtener más información, pues “hay muchos más chicos y chicas en la situación de mi hija”, advierte Reynaldo Sinópoli.

Esta federación lleva solicitando desde enero que se priorice la vacunación de todas las personas con discapacidad intelectual usuarias de centros de día, centros ocupacionales y servicios especializados. Sus responsables enviaron cartas tanto el presidente de la Xunta Núñez Feijoo como al consejero de Sanidad, Julio García Comesaña, quienes “argumentaron que la estrategia de vacunación que se está siguiendo viene marcada por el plan nacional que estamos obligados a cumplir”.

Pero -añaden desde Fademga- “en comunidades como Murcia o Canarias este colectivo sí se encuentra vacunado, por lo que entendemos que es viable hacerlo, más si cabe cuando los profesionales de estos centros ya fueron vacunados, una situación que como mínimo genera confusión porque un 75% de los profesionales están vacunados frente al 10% de usuarios”.

"En comunidades como Murcia o Canarias este colectivo sí se encuentra vacunado, por lo que entendemos que es viable hacerlo"

Fademga Plena Inclusión Galicia

decoration

Fademga también contactó con el delegado del Gobierno, quien le informó que la administración de las dosis se haría de forma simultánea entre los ciudadanos de 70 a 79 años y las personas con Down mayores de 40, lo que “no da respuesta a nuestras demandas, pues se trata de un pequeño sector del total de personas con discapacidad intelectual”.

El presidente de la federación, Eladio Fernández, opina que “extender la vacunación a todas las personas de centros diurnos y servicios especializados sería dar un paso importante para conseguir una inmunidad más completa para un colectivo considerado de riesgo”.

Compartir el artículo

stats