Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La remodelación del atrio de la iglesia de Simes casi ha concluido

Queda pendiente un tramo de 30 metros en la parte más alta

Luce por fin, casi al completo, la remodelación de las inmediaciones del atrio de la iglesia de Simes donde, desde este fin de semana, la arteria principal permanece abierta al tráfico rodado y peatones. Pendiente queda un tramo secundario de unos 30 metros en la parte alta, que comunica con el lugar de Pazos, acceso que permanece así aún cerrado al tráfico. Ese tramo en cuestión se mantiene hormigonado, a la espera de algunos flecos.

Fue en agosto de 2020 cuando arrancaron los trabajos, que conllevaron el obligado el cierre al tráfico en el entorno, el cual se mantuvo hasta la fecha, en parte debido a que transcurrió el plazo de tres meses fijado para la ejecución.

Ello obligó al gobierno local a un expediente de modificación del contrato, que el regidor justificó en su día con un escueto “motivos técnicos”. La causa, fue una modificación en relación a la redacción del proyecto original, que evidenciaba lagunas que hacían presagiar la necesidad de actuaciones a mayores no contempladas en el documento y, por consiguiente, no presupuestadas. A través de dicha modificación se pudo inyectar así al proyecto una partida añadida de 21.370 euros.

Compartir el artículo

stats