La Subdelegación del Gobierno y la Guardia Civil están trabajando para crear un punto de atención a los ciudadanos en Vilanova, único municipio de O Salnés de más de 10.000 habitantes que carece de una sede física de la Guardia Civil.

El Instituto Armado ha hecho llegar una propuesta a la Subdelegación para la apertura de este servicio, que permitiría a los ciudadanos presentar una denuncia o informarse sobre los requisitos necesarios para sacar la licencia de armas sin la necesidad de desplazarse a Vilagarcía o Cambados, como ocurre en la actualidad.

Fuentes conocedoras del proyecto indican que para poder habilitar este servicio es necesario un local -ya sea un bajo o unas oficinas- de ahí que la intención sea negociar con el Ayuntamiento de Vilanova la posibilidad de que ceda alguna instalación pública para este fin.

Guardia Civil y Subdelegación quieren acercar el servicio policial a los ciudadanos, de ahí que uno de sus proyectos para este 2021 sea la creación de puntos de atención al público en aquellas poblaciones que superen los 10.000 habitantes, pero que carezcan de sede alguna de este cuerpo de seguridad.

En la misma situación que Vilanova se encuentra el Concello de Bueu. En este caso, el Ayuntamiento morracense, la Subdelegación del Gobierno y responsables de la Comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra se reunieron hace apenas una semana con el mismo propósito, y se llegó a un principio de acuerdo para acondicionar un puesto permanente en la antigua cafetería de la Casa do Mar.

En otro orden de asuntos, el Gobierno ultima estas semanas el trámite para sacar a contratación la obra de construcción del nuevo cuartel de la Guardia Civil de Cambados, que contará con un presupuesto de seis millones de euros.