Casi 90 alumnos del colegio de San Tomé (Cambados) participan en el proyecto de voluntariado “Miúdo”, que impulsa la Consellería de Política Social.

Se trata den un programa de apoyo intergeneracional, de modo que los niños se intercambiaron cartas, hicieron videollamadas y escribieron cuentos junto a las personas mayores del centro de día.

La directora xeral de Xuventude e Voluntariado, Cristina Pichel, visitó ayer el centro para felicitar a los niños por su implicación, con motivo del Día Europeo de la Solidaridad Intergeneracional.