Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cacabelos: “No podemos relajarnos en las reuniones familiares o con nuestros amigos”

José Antonio Cacabelos Rico,alcalde de O Grove.

José Antonio Cacabelos Rico,alcalde de O Grove. M. Méndez

Esta medianoche O Grove deja de ser un municipio sometido a restricciones máximas a causa de la pandemia. Tras situarse ayer en 34 casos activos –la mitad de los que tenía hace un par de semanas– estrena nueva etapa como municipio de riesgo alto. Aún siendo una calificación preocupante, al menos supone cierto alivio y permite ver luz al final del túnel, como bien indica su alcalde, José Cacabelos Rico.

–¿Puede decirse que por fin empieza la desescalada?

–No hay que lanzar las campanas al vuelo, aunque es cierto que la situación sanitaria ha evolucionado muy positivamente. Hemos reducido de manera notable el número de casos activos, y esto quiere decir que la salud pública está mejorando en nuestro pueblo. De ahí que la Xunta adoptara la decisión de bajar de la máxima restricción al nivel alto. Con los datos que tenemos ahora mismo incluso podría valorarse estar en el nivel medio, pero la desescalada siempre se hace de forma pausada.

63

O Grove: Primer día del nuevo confinamiento Manuel Méndez

“Por fin podemos tener libertad de movimientos y podemos salir del pueblo y entrar”

José Cacabelos - Alcalde de O Grove

decoration

–¡Pero es una buena noticia!

–Claro que es una buena noticia, sobre todo a nivel de salud pública porque si hay salud, hay economía y actividad social. Pero insisto en que hay que ser cautos. No podemos relajarnos en las reuniones familiares, con nuestros amigos o en los encuentros en zonas cerradas o con escasa ventilación.

"El cambio de nivel es buena noticia; si hay salud, hay economía, pero hay que ser cautos”

José Cacabelos - Alcalde de O Grove

decoration

–Esto implica el fin del confinamiento perimetral y reabrir las terrazas de la hostelería, aunque solo sea al 50%...

–Así es. Desde este viernes por fin podemos tener libertad de movimientos y podemos salir del pueblo y volver a entrar sin necesidad de dar explicaciones, al igual que se permite a quien quiera visitarnos que acceda a nuestro pueblo sin dificultades, incluso ya este fin de semana.

El alcalde grovense. FdV

La otra gran novedad es que se reactiva la hostelería, aunque solo sea en terrazas exteriores y con un 50% del aforo. Todo esto es muy positivo, pero lo importante ahora es que tengamos estabilidad y vayamos recuperando actividad social, reuniones familiares, amistades y nuestro día a día, también entre la hostelería y el turismo.

Entrevista al alcalde de O Grove: "Estamos al límite social y económicamente por las restricciones" Manuel Méndez

Para ello tenemos que ofrecer continuidad en los negocios, ya que lo peor que puede pasar para una economía tan dependiente de la hostelería como la nuestra, es estar permanentemente en esa montaña rusa que hoy permite abrir y mañana obliga a cerrar.

20

Control policial en O Grove Iñaki Abella

Lo cierto es que estamos en la cuarta ola, pero de reaperturas y cierres de locales, porque en O Grove ya hemos pasado por todas las fases posibles una y otra vez. Y vivir en una ola es lo peor que puede pasar a los empresarios, pues lo que necesitan son certezas, garantías y seguridad para poder abrir sus negocios y planificar cada temporada.

La reacciones de los hosteleros mecos


Nacho Escalante: “No vale la pena abrir en estas condiciones y en esta época del año"

El responsable de la coctelería El Patio y la tapería O 48 da Pratería explica que, a pesar del cambio de nivel que permite abrir terrazas a un 50%, sus negocios seguirán cerrados. “No vale la pena abrir en estas condiciones y en esta época del año, cuando poco se pueden explotar las terrazas, por lo que esperaremos a que se permita abrir por completo, pendientes de lo que pueda suceder cuando finalice el estado de alarma”.


Álvaro Fuentes: "Estamos deseando que nos dejen abrir en el interior”,

El chef de los restaurantes Taberna Meloxeira y OToro, explica que el primero seguirá cerrado porque carece de terraza, mientras que el segundo, que hasta ahora se dedicó a preparar comida para llevar, explotará su terraza al 50%. Aunque es una pobre aportación, ya que esto supone un aforo de solo seis personas.

Durante un par de semanas más Álvaro Fuentes seguirá cocinando en el Penaguda (Sanxenxo), como el pasado fin de semana hizo en un establecimiento de Ferrol y pronto hará en un par de negocios fuera de Galicia. “Hay que hacer algo para no estar parados, pero estamos deseando que nos dejen abrir en el interior”, sentencia.


Luis Padín : "No tiene sentido abrir para media docena de mesas"

El propietario de Marisquerías Solaina mantendrá cerrados sus dos restaurantes. “No tiene sentido abrirlos para explotar media docena de mesas, o ninguna, si hace mal tiempo, por lo que habrá que seguir esperando a que dejen abrir todo”, aduce.


Compartir el artículo

stats