Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La noticia más esperada en O Grove: el pueblo recupera la movilidad tras veinte días cerrado

Control de la Policía Local en O Grove.

Control de la Policía Local en O Grove. Iñaki Abella

El comité clínico decidió anoche liberar a O Grove de las restricciones máximas que estaban en vigor desde hacía veinte días. Así, desde el viernes el municipio recuperará la movilidad, la hostelería podrá empezar a retomar su actividad (solo en terraza y al 30% de aforo) y se permitirán las reuniones de no convivientes hasta un máximo de seis personas en el exterior y de cuatro en recintos cerrados.

Esta era una noticia muy esperada entre los grovenses, la cual supone un pequeño balón de oxígeno para el pueblo después de más de dos semanas cerrado. El propio alcalde, José Cacabelos, confesaba unas horas antes de la reunión de expertos su previsión de que O Grove descendiese de nivel, atendiendo a “datos objetivos”, como son la incidencia acumulada a catorce y a siete días, los mismos que a principios de abril elevaron al concello al nivel máximo de restricciones al registrar cifras que el propio regidor califica de “desorbitadas”.

Los casos activos se redujeron a la mitad

Pero ahora la incidencia a siete días se sitúa entre 75 y 125 casos por 100.00 habitantes, y entre 150 y 250 a catorce. “Estamos incluso por debajo de la media de otros pueblos de O Salnés”, apunta Cacabelos, quien destaca la bajada “importantísima” en estas casi tres semanas de cierre perimetral.

Y es que O Grove llegó a alcanzar 76 casos activos de COVID (el 12 de abril) y ayer contabilizaba 36, menos de la mitad.

A Illa y Catoira bajan al nivel básico

En cuanto a los demás ayuntamientos, Vilanova continúa en el nivel máximo de restricciones que estrenó el lunes. Computa 41 contagios (uno más en 24 horas). También siguen sin cambios Vilagarcía, Cambados y Sanxenxo, en el nivel medio, y Meis, Meaño y Ribadumia en el alto. A Illa y Catoira salen de la zona de peligro y bajan al nivel básico.

Vilagarcía registra 65 casos activos (uno más que el lunes), Cambados 29 (tres más) y Sanxenxo 21 (dos más). Ribadumia se mantiene en 16, Meis en 9 y Meaño descendió de 14 a 13. A Illa sumó un contagio más y computa un total de cinco.

35 positivos en los colegios

Con respecto al ámbito educativo, Vilanova y O Grove son los concellos de O Salnés con mayor número de casos, ambos con ocho. Según el parte oficial del Sergas, los de Vilanova se reparten en dos en el CEIP San Roque, dos en el Xulio Camba, uno en el Viñagrande, uno en el IES A Basella y dos en el Faro das Lúas. En el municipio meco la situación es similar: un positivo en el CEIP As Bizocas, dos en el Rosalía de Castro, dos en el Valle Inclán, uno en el instituto de San Vicente (As Bizocas) y dos en el Monte da Vila.

En tercer lugar se encuentra Vilagarcía, con siete contagios en sus centros educativos. El colegio concertado Sagrada Familia y el IES Bouza Brey contabilizan dos cada uno, mientras que el CEIP Arealonga, la EEI Vagalume y el Centro de Educación Especial registran uno en cada caso.

El centro de todo O Salnés con más personas diagnosticadas de COVID es el Julia Becerra Malvar de Ribadumia, con cuatro positivos. En Sanxenxo hay dos (uno en el Cruceiro y otro en la escuela infantil de Aios), igual que en Cambados (en el colegio de Corvillón).

Meaño computa tres casos (uno en la guardería municipal y dos en el CEIP As Covas) y Catoira, que también pertenece al área sanitaria de Pontevedra-O Salnés, uno (en el CPI Progreso).

Vilanova intensifica los controles


El cierre perimetral al que ha sido sometido Vilanova tiene como principal objetivo intentar reducir el número de casos positivos que se registran en el municipio. En estos momentos, la cifra es de 40 personas afectadas por el COVID-19 en el municipio, gran parte de ellas vinculadas a un brote surgido en una fábrica conservera de Vilagarcía. La Policía Local de Vilanova ha redoblado sus esfuerzos para garantizar que se cumplen las restricciones de movilidad y las normas a las que están sujetos los establecimientos hosteleros.

En los controles que han realizado durante las dos jornadas de cierre perimetral no han interpuesto ninguna denuncia, ya que todas las personas que accedían al municipio o salían de él contaban con un justificante laboral. También se encontraron con un buen número de personas que trataban de acceder a Vilanova para cuidar sus fincas. La mayor parte de las personas que se identifican en los controles ya suelen mostrar el justificante de forma inmediata, lo que demuestra que “la gente se encuentra muy concienciada con todo lo que está sucediendo”, explicaban ayer desde la Policía Local de Vilanova.

En el vecino municipio de A Illa, los agentes de la Policía Local impusieron un total de tres sanciones a vecinos de Vilanova que, en el primer día, intentaron saltarse el cierre perimetral, siendo cazados en un control realizado en las inmediaciones de la rotonda de A Franqueira. El escarmiento ha hecho mella en todos aquellos que tenían previsto hacer lo mismo, ya que en el día de ayer no se registraron sanciones de este tipo en A Illa, pese a los controles realizados por los agentes.

La campaña de vacunación contra el coronavirus continúa desarrollándose a buen ritmo en el punto habilitado en Fexdega. Desde el Concello de Vilagarcía apuntan que a través de su colaboración con el Sergas, esta semana otros 2.800 vecinos de la ciudad y de otros municipios de la comarca recibirán la primera dosis de la vacuna. Tanto ayer como hoy el horario será únicamente de mañana, con la previsión de inyectar la Pfizer a unas 350 personas al día. El jueves no habrá vacunación y el fin de semana la actividad en el recinto de A Maroma se intensificará notablemente, puesto que de viernes a domingo habrá doble turno, con atención tanto de mañana como de tarde. La estimación es administrar las dosis a unos 700 arousanos diarios. Desde Ravella recuerdan la importancia de que se vacune el mayor número de personas para poder combatir la pandemia de COVID. Por ello, animan a todos vecinos que sean citados a acudir a la convocatoria, siempre respetando el día y hora indicados para no afectar al desarrollo normal del programa y evitar colas y aglomeraciones. No obstante, apuntan que solo pueden ir a Fexdega las personas citadas por el Sergas, ya fuese mediante llamada o mensaje.

Esta semana están citados 2.800 arousanos en Fexdega para vacunarse

La campaña de vacunación contra el coronavirus continúa desarrollándose a buen ritmo en el punto habilitado en Fexdega. Desde el Concello de Vilagarcía apuntan que a través de su colaboración con el Sergas, esta semana otros 2.800 vecinos de la ciudad y de otros municipios de la comarca recibirán la primera dosis de la vacuna.

Tanto ayer como hoy el horario será únicamente de mañana, con la previsión de inyectar la Pfizer a unas 350 personas al día. El jueves no habrá vacunación y el fin de semana la actividad en el recinto de A Maroma se intensificará notablemente, puesto que de viernes a domingo habrá doble turno, con atención tanto de mañana como de tarde. La estimación es administrar las dosis a unos 700 arousanos diarios.

Desde Ravella recuerdan la importancia de que se vacune el mayor número de personas para poder combatir la pandemia de COVID. Por ello, animan a todos vecinos que sean citados a acudir a la convocatoria, siempre respetando el día y hora indicados para no afectar al desarrollo normal del programa y evitar colas y aglomeraciones.

No obstante, apuntan que solo pueden ir a Fexdega las personas citadas por el Sergas, ya fuese mediante llamada o mensaje.

Compartir el artículo

stats