Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Atribuyen al grupo de presuntos narcos desarticulado en Galicia la venta de 4 kilos de heroína al mes

Registro de la casa de Cambados.  | // IÑAKI ABELLA

Registro de la casa de Cambados. | // IÑAKI ABELLA

Al menos once personas fueron detenidas ayer por su presunta relación con una organización dedicada al tráfico de heroína en Galicia. La redada estalló de forma prácticamente simultánea en casi una decena de poblaciones gallegas, y está siendo coordinada por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Cambados. Entre los arrestados figuran un vecino de A Illa, Eloy D.D., que actualmente reside con su pareja en Cambados, y el conocido narcoabogado vigués Manuel Estévez Molares.

Fuentes consultadas indican que se habrían intervenido al menos 1,5 kilos de heroína. Otras fuentes señalan que esta redada sería la continuación de otra desarrollada en octubre de 2020, cuando un vecino de A Illa fue detenido en Ferrol en posesión de cuatro kilos de la misma droga.

El abogado de Vigo, tras ser detenido. | // I.A.

Presuntamente, la organización traía el estupefaciente en coche desde Madrid, y era capaz de introducir en el mercado unos cuatro kilos al mes, lo que supone unos 50 al año. La operación ha sido desarrollada por equipos de élite de la Guardia Civil y la Policía Nacional (ECO, EDOA, Udyco y Greco), y contó con el apoyo de un helicóptero y de unidades cinológicas, que desplazaron perros adiestrados para la detección de estupefacientes. La intervención estalló sobre las siete de la mañana.

Uno de los primeros destinos fue la casa en la que está residiendo Eloy D.D., y que pertenece a la familia de su pareja. Se trata de una soberbia construcción de piedra con bajo, dos plantas y bajocubierta, situada en las proximidades del polígono industrial de Cambados. Allí llegaron las fuerzas de seguridad sobre las siete de la mañana, con el apoyo de un helicóptero, y procedieron a la detención del isleño. Sobre las 7.30 horas, varias unidades se desplazaron con el detenido al piso que los padres del arrestado tienen en A Illa, concretamente en la calle de O Lagartiño.

Detención de uno de los implicados en la operación contra el narcotráfico de Ribadumia y A Illa A. G.

Los agentes echaron abajo la puerta de la vivienda, en presencia del investigado, y procedieron a un registro, tanto en el piso como en el garaje subterráneo. En torno a las 10.15 horas, los guardias abandonaron la zona con una pequeña caja en la que llevaban algunas pruebas para su estudio, y regresaron con el detenido al chalé de Cambados, en donde el registro se prolongó hasta las dos de la tarde.

Otras poblaciones

Presuntamente, los integrantes de esta organización formaban un grupo dedicado al tráfico de heroína. También se practicaron registros en Vigo, Oia, O Porriño, A Cañiza, Ferrol o Sanxenxo. En esta última localidad, la entrada fue en Vilalonga y también a primera hora, participando igualmente un helicóptero.

En Vigo, por su parte, se realizaron tres entradas a domicilios durante la mañana, concretamente en las calles Escultor Gregorio Fernández, Perú y A Coruña. Precisamente, en este último fue arrestado el letrado Manuel Estévez, un controvertido abogado de Vigo que estaba pendiente de ingresar en prisión por una condena anterior por narcotráfico.

La causa está secreta, y se prevé que los detenidos pasen a disposición judicial mañana.

Entre persecuciones y navajazos

Con 36 años a sus espaldas, Eloy D.D. cuenta con un amplio historial de andanzas que alimentan la historia negra de O Salnés. Gente que lo conoce bien dice de él que es echado para adelante, de los que nunca tiene miedo a nada, algo que demostró en octubre de 2015, cuando una supuesta compraventa de drogas salió mal y acabó con el isleño protagonizando una persecución por el puente en pos de otro vehículo. Aquella persecución no acabó en tragedia de casualidad, ya que los dos vehículos acabaron impactando contra un tercero.

De la droga no hubo noticia, ya que uno de los jóvenes que viajaba en el primero de los coches desapareció, pero la Guardia Civil encontró un revólver en el registro de ese vehículo. De aquello solo se le pudo acusar de un delito de conducción temeraria. Dos años después, en marzo de 2017, volvía a protagonizar la página de sucesos.

En esta ocasión, el isleño presuntamente acuchilló a otro hombre, compañero suyo en una embarcación de marisqueo, en las inmediaciones del muelle de O Xufre. Luego huyó, y al día siguiente acabaría entregándose en el cuartel de la Guardia Civil de Vilagarcía, enfrentándose a una acusación de lesiones por la que quedaría en libertad con cargos.

Un abogado pendiente de ingresar en prisión

El abogado vigués Manuel Estévez Molares estaba pendiente de ingresar en prisión tras ser condenado por los 60 kilos incautados en una nave de Caldas de Reis, pero su entrada en la cárcel se aplazó tras contraer el COVID, por lo que tuvo que ser hospitalizado. Con dos antiguas condenas que lo llevaron a prisión en 2006, gran parte de la fama de Manuel Estévez, un exmaquinista ferroviario, se debe a que logró colegiarse como abogado y montar su propio despacho tras estudiar Derecho en la cárcel, de donde salió en 2012. Pero pese a que desde entonces ejerce como letrado, no dejó su antiguo “negocio”. Su tercera condena le llegó en esta nueva fase de su vida. La Audiencia de Vigo le impuso 9 años de cárcel al situarlo al frente de un grupo gallego que se alió con narcos búlgaros, en el operativo que se saldó con la aprehensión de 60 kilos de heroína en Caldas. Aunque esta sentencia confirmada por el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) está pendiente de un recurso extraordinario de revisión ante el Tribunal Supremo, la sala viguesa ya había ordenado el ingreso en la cárcel del narcoabogado y, de hecho, esta fecha se había fijado para la próxima semana.


13

Amplio operativo contra el narcotráfico en las Rías Baixas con un detenido en A Illa y registros en Cambados Iñaki Abella

Compartir el artículo

stats