Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Areoso se libra de las impurezas

Uno de los equipos participantes

Uno de los equipos participantes

La actividad incluida en el programa “Plancton” de Afundación para impulsar la conservación de los mares gallegos ha contado con la fundamental colaboración de los navalleiros de la Cofradía de A Illa de Arousa, submarinistas profesionales del club Pérez Sub, el Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Pontevedra, Protección Civil de Vilanova y la Federación Galega de Actividades Subacuáticas.

Uno de los submarinistas extrae una vieja nasa. Cedida

Todos ellos se han sumado a una misión que de forma anual pretende sanear el fondo marino en uno de los enclaves más hermosos de la ría de Arousa, pero que inevitablemente hay que ayudarla a sacudir la contaminación que pone en riesgo la riqueza marisquera y acuícola propia.

Los barcos que acudieron al lugar recogieron los desperdicios | // FDV

Una misión que sirvió para hermanar a profesionales del mar y deportistas que se han unido para llevar a cabo una acción que permitió retirar nada menos que 1.100 kilos de residuos en dos horas, sobre todo, redes y aperos que se han ido al fondo en las labores de pesca, algunos neumáticos de viejos bateeiros, nasas para distintas campañas e incluso la escalerilla de aluminio perdida por algún barco en su singladura por estas aguas.

Participantes en la actividad, en la foto de familia. | // FDV

A las nueve de la mañana se dieron cita los participantes en O Xufre para dirigirse en una quincena de embarcaciones a Areoso, un lugar que previamente habían estudiado por lo que conocían que había muchos restos depositados en el fondo.

Éxito de la intervención

José Luis Peso, uno de los promotores de esta acción, expresó su satisfacción con la jornada: “Fue un éxito pues nos temíamos que podría ser interrumpida por el temporal Lola y al final tuvimos los resultados esperados”.

En una zona las aguas eran muy turbias y casi no había visibilidad, por lo que trabajamos frente a Pedregoso

José Luis Peso - Organizador de la batida en el fondo de Areoso

decoration

Cierto que hubo algún contratiempo pues una de las zonas elegidas para extraer los residuos “tenía aguas muy turbias y casi no había visibilidad”, lo que obligó a establecer una nueva cuadrícula de trabajo “frente al islote Pedregoso”, en el que abundaban los residuos.

Colaboración intensa

Peso recalca la enorme colaboración entre todos los participantes pero sin desmerecer a los navalleiros que con “compresores y las mangas de succión de 70 metros de longitud consiguieron reflotar una enorme cantidad de objetos del fondo”.

También es reseñable la labor realizada por los submarinistas de Pérez Sub que bajaron con botella o del grupo que realizó el trabajo en apnea, es decir a pulmón.

Respaldo femenino

El agua frente a Areoso alcanzó una temperatura de 14ºC cuando los 50 submarinistas bajaban al fondo con sus trajes de neopreno. La actividad se dividió en tres zonas con el fin de facilitar la tarea propuesta que obligaba a sumergirse entre 2 y 12 metros, lo que requería grupos adaptados a las diferentes profundidades del agua. “La mayor parte de los participantes la conformaba gente joven pero también se acercaron personas mayores que pretendían contribuir a la causa de proteger el corazón de las Rías Baixas”, explica Luis Peso tras ensalzar el compromiso de Susana Sanjurjo, la única mujer que respondió a la llamada de auxilio sobre los fondos del mar. “Las mujeres tendrían que animarse más o igual que los hombres por lo que lo de Susana es verdaderamente un ejemplo a imitar por todos”, admite Peo quien también agradece la participación de Jorge Candán, campeón del mundo de video submarino.

Compartir el artículo

stats