Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El alcoholismo, un problema que cada vez afecta a más mujeres

Blanca Vázquez, directora del SPAD de Vilagarcía Iñaki Abella

La Unidad Asistencial de Drogodependencias del SPAD de Vilagarcía atendió en 2020 a un total de 852 usuarios procedentes de Vilagarcía y otros nueve municipios del entorno. Pese al confinamiento y demás circunstancias derivadas de la pandemia, la asistencia se mantuvo de forma permanente en el centro durante todo el año, para lo cual se diseñó un protocolo especial que combinó la atención a distancia con la presencial, sistema por el que el equipo del SPAD fue felicitado por responsables del Sergas.

Fueron la subdirectora xeral del Sergas y la jefa del Servicio de Saúde Mental las que trasladaron personalmente ese reconocimiento al personal del SPAD en una reunión telemática para abordar la renovación del convenio de colaboración para financiar el servicio y, a la vez, quienes alertaron del problema que supone el aumento de mujeres que se refugian en el alcohol para sortear las distintas crisis que sufren, en muchos casos derivados de la pandemia tanto por cuestiones de salud y sanitarias como por los baches económicos que padecen ellas y sus familias.

Equipo de nueve profesionales

Las responsables sanitarias encomiaron la labor realizada por las nueve profesionales que integran la Unidad Asistencial, agradeciéndoles su absoluta implicación para lograr los niveles de calidad y seguridad de la prestación, tanto para los propios profesionales como para los usuarios, durante la crisis sanitaria.

La Unidad Asistencial del SPAD (sin contar el Área de Prevención) tiene un presupuesto anual de 499.024 euros, de los que la Xunta aporta 381.385 y el Concello de Vilagarcía los 117.693 restantes.

La subvención íntegra del SPAD llegó a finales de año, teniendo la Administración local que adelantar el coste total del programa

Tania García Sanmartín - Concejal de Servicios Sociales de Vilagarcía de Arousa

decoration

En la reunión, en la que se constituyó la comisión de seguimiento del convenio, la teniente de alcalde de Vilagarcía, Tania García, demandó mayor colaboración económica por parte de la Xunta y que de cara al próximo año se adelanten los pagos para evitar lo sucedido en 2020, “en el que la subvención íntegra llegó a finales de año, teniendo la Administración local que adelantar el coste total del programa, con la dificultad económica que eso supone para un concello”.

Desde el centro, que atiende tanto adicciones a drogas ilegales como alcohol y tabaco y también ludopatías, apuntan que en el último ano se percibió un incremento de la adicción al alcohol, en este caso en concreto, con un mayor aumento entre el sexo femenino.

Además, también subió el número de usuarios adictos al juego y que sufren tabaquismo.

Compartir el artículo

stats