Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

O Bao camina hacia su conversión en un gran parking

Movimiento de tierras realizado en O Bao como paso previo a la construcción del parking.

Movimiento de tierras realizado en O Bao como paso previo a la construcción del parking.

Es una de las grandes obras contempladas en el Plan de Mobilidade Urbana Sostible (PMUS) y va a ser una de las primeras en llevarse a cabo. La próxima semana, las máquinas comenzarán a trabajar en una amplia zona de O Bao, ubicado junto al único acceso rodado a A Illa, el puente, para convertir esa amplia explanada sin usos en un estacionamiento público. Ese estacionamiento tendrá como principal objetivo reducir el número de vehículos que entran en el casco urbano.

Las obras están financiadas por el Plan Concellos 2020 de la Diputación de Pontevedra y tendrán un coste de 250.000 euros que servirán para habilitar un total de 875 estacionamientos de vehículos, además del medio centenar ya existente. Además, en el interior del estacionamiento estará ubicada una de las estaciones de bicicletas que se ha diseñado para cambiar la movilidad en el casco urbano. Así, explica el regidor, Carlos Iglesias, “nuestra intención es que las personas que nos visiten dejen el coche en la entrada de A Illa y puedan moverse en bicicleta por todo el territorio, somos un municipio pequeño y fácil de recorrer”.

Tendrá pavimento, de un material sostenible, las plazas serán debidamente señalizadas y se reservarán espacios para minusválidos y autocaravanas. Con ello, el Concello se dotará de una gran bolsa de aparcamiento al lado del puente que se pretende sirva para disuadir a los conductores de adentrarse con el coche hasta el centro del pueblo. La de O Bao no será la única estación de bicicletas, tanto convencionales como eléctricas, que se va a poner en marcha en A Illa. La intención es contar, al menos, con otra en O Regueiro, e incluso, se baraja la opción de instalar una terceras en las inmediaciones del parque de Carreirón.

La conversión en estacionamiento de O Bao es una de las obras diseñadas para la primera fase de ejecución del PMUS. A ella se le unirán la construcción de las estaciones de bicicletas, la remodelación de un vial adyacente a la plaza de O Regueiro y la apertura de una calle en la zona de Entrecortiñas. En el primer caso, para facilitar la entrada y salida a los residentes, y en el segundo, para dar fluidez al tráfico en la zona de O Charco, mediante una nueva calle entre Pedraserrada y Priorato. En este lugar ya se abrió recientemente otro vial, pero todavía queda mucho para conseguir el objetivo principal del PMUS, convertir la plaza de O Regueiro en peatonal.

Esa experiencia ya se puso en marcha en varias ocasiones, la última de ellas el pasado verano. En esta última ocasión, el proyecto municipal no funcionó todo lo bien que se esperaba, siendo abandonado a las pocas semanas debido a las quejas de vecinos y a los problemas de tráfico y estacionamientos que se registraron en el interior del casco urbano. Es más, pocas semanas después de cerrar la plaza, un considerable número de vehículos la atravesaba ignorando las señales de dirección prohibida.

Compartir el artículo

stats