Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las "estrellas Michelin" se cocinan en la plaza

Javier Olleros y el alcalde, José Cacabelos, en la presentación de la campaña, esta mañana.

Javier Olleros y el alcalde, José Cacabelos, en la presentación de la campaña, esta mañana. FdV

El afamado chef Javier Olleros, poseedor de dos “estrellas Michelin” en el restaurante Culler de Pau, sito en Reboredo (O Grove), se convierte hoy en la imagen de la plaza de abastos de su localidad natal.

El Concello quiere aprovechar el tirón mediático del que es “Hijo Predilecto” de la localidad para dar a conocer ese mercado municipal que él tan bien conoce y animar a grovenses y visitantes a realizar sus compras en el mismo, donde pueden encontrarse desde pescados y mariscos a todo tipo de congelados, pasando por carnes, frutas y verduras, entre otros productos.

“Es un mercado de proximidad, calidad y confianza que todos debemos arropar”, coinciden en señalar tanto el cocinero como el alcalde, José Cacabelos.

La plaza de abastos de O Grove. M.M.

Un gran cartel promocional

Los dos, acompañados del concejal Juan Outeda, participa a mediodía en la presentación de esta campaña, protagonizada por un gran cartel situado justo en la entrada principal de la plaza, en el que se muestra la imagen del chef.

El cartel descubierto esta mañana a la entrada de la plaza. FdV

De este modo se quiere fomentar las compras en las citadas instalaciones, la cuales padecen de manera notable los efectos de la crisis económica y sanitaria provocada por el coronavirus.

Javier Olleros en 2012, cuando logró su primera "estrella Michelin". FdV

Hay que tener en cuenta que O Grove es un municipio cerrado perimetralmente a causa de los altos niveles de contagio por COVID.

Los efectos del cierre perimetral

Y tanto este confinamiento como los anteriores han impedido la llegada de decenas de miles de personas y, en consecuencia, han reducido drásticamente la clientela de los puestos del mercado.

Además de generar grandes pérdidas el hecho de que el sector de la hostelería esté cerrado. No hay que olvidar que O Grove es un municipio eminentemente turístico, y son muchos los restauradores que, como el propio Olleros, se nutren de la materia prima que encuentran en la lonja y la plaza de abastos. Algo que ahora no puede hacer a causa de la referida situación sanitaria.

Olleros apuesta por la materia prima de calidad, proximidad y confianza. FdV

De ahí la profunda crisis que atraviesa el mercado y de ahí, también, que Olleros acceda nuevamente a ejercer como embajador de la plaza de abastos de O Grove, como en su día lo fue de su Festa do Marisco.

Hay que hacer hincapié en eso de nuevamente porque Olleros, que presume de apostar por los productos de proximidad y confianza en su restaurante, ya se ocupó en otras ocasiones de promocionar la plaza, e incluso de cocinar en ella.

El mercado de abastos durante la exhibición de Javier Olleros en 2013. FdV

Baste recordar que cuando era ocho años más joven y prácticamente estaba iniciando su “estelar” trayectoria entre fogones, Javier Olleros y sus colegas del Grupo Nove colaboraron con la Federación de Prazas de Abastos de Galicia, Xunta y Diputación para promocionar los mercados municipales de toda la vida.

Fue por ello que se organizaron talleres de cocina y exhibiciones como los que llevaron a Olleros a llenar el mercado de abastos O Grove –en 2013 no había riesgo de contagio ni problemas de aforo– con una lección magistral de cocina en la que, como ahora, defendió la idoneidad de la materia prima que puede encontrarse en estas plazas.

Olleros y otros cocineros del Grupo Nove en el festival "Nos Seus Pés", celebrado en 2017 como apoyo a los refugiados. FdV

Aquella, de la mano del entonces alcalde, el conservador Miguel Pérez, no fue la primera ni la última vez que Olleros se brindó a colaborar con la Administración pública o cualquier tipo de entidad dispuesta a desplegar acciones de carácter social y/o solidario.

Baste recordar que también fue él quien impulsó hace unos años “Nos Seus Pés”; un festival solidario mediante el que brindar apoyo a los refugiados que se juegan la vida en el Mediterráneo.

¿Quién es Javier Olleros?

Javier Olleros Rodríguez, propietario y chef del restaurante Culler de Pau, Hijo Predilecto de O Grove desde hace un par de meses, aunque este reconocimiento cobrará realce en un acto público aún por celebrar y que se convocará cuando se supere la crisis del COVID.

Es una forma de reconocer la brillante trayectoria del cocinero, y un modo de agradecerle su contribución a la proyección nacional e internacional de la localidad meca como destino gastronómico y/o turístico.

Javier Olleros, en su restaurante, con su huerto y la ría, al fondo. Noé Parga

Profeta en su tierra

Olleros, que desde hace mucho ejerce como profeta en su tierra, recibe así el cariño de todo ese pueblo meco al que representa con orgullo entre fogones y que ayudó a promocionar, por ejemplo, durante las presentaciones en el exterior de la Festa do Marisco.

A instancias del alcalde, el socialista José Cacabelos, fue el brazo derecho de éste en el gobierno, la edil María de los Ángeles Domínguez Fernández, la encargada de ejercer como juez instructor en el expediente de declaración de Hijo Predilecto aprobado por el pleno. Como se avanzó entonces, lo hizo haciendo constar un casi interminable y brillante currículo que habla por sí solo de la trayectoria de este chef; un laureado personaje que siendo niño mamó de los fogones familiares y supo crecer aprendiendo de los mejores y, sobre todo, apostando por la materia prima de calidad y cercanía.

Olleros siempre apuesta por la mejor materia prima; y por la más cercana. FdV

Un brillante currículo

Consta así que “Javi” Olleros fue finalista en el concurso de “Cocinero Revelación” en Madrid Fusión 2009, proclamándose vencedor al año siguiente en los Premios JustMad y logrando en 2011 su primer “Sol” de la Guía Repsol, además de ser seleccionada una de sus recetas –a base de vieiras– como uno de los diez mejores platos de aquel año por la revista Gourmets.

Javier Olleros cocinando en la plaza de abastos grovense en una promoción anterior, hace ya ocho años.

Logró por primera vez la afamada “Estrella Michelin” en 2012, y desde entonces no dejó de lucirla en su establecimiento de Reboredo, cuyo crecimiento fue tal que le ha permitido conseguir en la edición de este año no una, sino dos de esas envidiadas “estrellas”.

El cocinero grovense, con uno de los "Soles Repsol". FdV

Por el camino quedan otros muchos reconocimientos, como el de mejor cocinero para la revista Gourmets en 2013; el Premio Sabores do Arco Atlántico 2014; mejor proyecto empresarial en 2015, cuando también recibió la Centola de Ouro de la Festa do Marisco; mejor cocinero de Galicia en 2016; el Premio de Gastronomía de Galicia de 2018; y el haber sido seleccionado como uno de los 50 mejores restaurantes de España por Gentleman en 2018.

Sin olvidar su distinción como restaurante más emocionante de Galicia en 2019, su presencia en el puesto 134 de la lista con los mejores restaurantes de Europa en 2019, la obtención del tercer “Sol Repsol” el año pasado o la “Estrella Verde Michelin” como reconocimiento a la sostenibilidad.

Compartir el artículo

stats