Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alerta en San Vicente: Serpientes y jabalíes sueltos

Serpientes capturadas en San Vicente de O Grove.

Serpientes capturadas en San Vicente de O Grove. FdV

La parroquia de San Vicente de O Grove vuelve a ser noticia. Y no por la desaparición de mascotas y la localización de trampas para animales en sus montes –como se informó en FARO a lo largo de la semana–, sino por la proliferación de serpientes y jabalíes en sus calles.

Lo que más alarma está causando entre la población es la aparición de víboras y/o culebras, tanto en las calles como en algún que otro domicilio, en el interior de garajes y en la piscina de una de las viviendas.

El propietario de ésta esgrime que en el último año aparecieron en su finca “cuatro serpientes, dos culebras de escalera y dos víboras, una dentro de casa y otra en la piscina”, ayer.

Uno de los animales (izq.) apareció en una piscina. En el centro, una culebra de escalera. FdV

Este vecino de San Vicente asume que “somos nosotros los que estamos ocupando su espacio, por eso queremos tratarlas con respeto, y aunque pueden llegar a ser peligrosas, lo que hacemos es avisar a Emergencias O Grove para que las recoja y pedirles que las liberen en Monte Siradella”.

“Somos nosotros los que estamos ocupando su espacio, por eso queremos tratarlas con respeto"

decoration

Otros ciudadanos de la parroquia, que ya habían denunciado la proliferación de serpientes en años anteriores, explican que ya alertaron de ello al Concello, pidiéndole “que intente mantener limpio y sin maleza el entorno de las casas y de las principales carreteras, para evitar que se acerquen a las casas”.

Altas temperaturas

Los propios vecinos, sabedores de que con la llegada de las altas temperaturas “aumenta el número de culebras”, aluden también a los jabalíes. Y es que cada vez parecen ser más los cerdos salvajes que, como se ha visto en Ardia, Borreiros, Campos y otros lugares del pueblo, no solo causan destrozos en zonas de cultivo, sino que se acercan cada vez más a núcleos habitados.

Miembros de Emergencias capturando reptiles. FdV

En ocasiones anteriores desde la Administración local tranquilizaron a la población diciendo que la mayor parte de los reptiles aparecidos no son víboras, sino culebras de escalera, “una especie que puede considerarse inofensiva, aunque por su actitud amenazante, tratando de asustar a las personas que la localizan para evitar ser agredida, puede llegar a causar ciertos problemas”.

Características

La culebra de escalera puede tener una longitud de hasta 1,3 metros. Tiene la cabeza relativamente pequeña, con hocico agudo, que sobrepasa el extremo anterior de la mandíbula.

En la mitad norte peninsular suele ocupar medios poco arbolados, sobre todo en laderas orientadas al sur, con vegetación escasa o cultivos. Se alimenta de lagartijas y ratones.

Más peligrosas, y venenosas, pueden resultar las víboras. Y los vecinos de San Vicente sostienen que “también están apareciendo en la parroquia, donde no solo hay culebras de escalera”.

Compartir el artículo

stats