Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cálago vuelve a convertirse en lugar de investigación de la historia de Vilanova

Los trabajos arqueológicos retoman, inicialmente durante una semana, la línea de los últimos hallazgos que documentan la presencia del monasterio y de un puerto comercial

Se trata de encontrar la línea de continuidad a vestigios hallados previamente.  | // I. ABELLA

Se trata de encontrar la línea de continuidad a vestigios hallados previamente. | // I. ABELLA

De momento, los trabajos prosiguen en terrenos de titularidad municipal. | // I. ABELLA

Una de los focos de investigación más activos de la historia de Vilanova está siendo el yacimiento arqueológico de Cálago. Los hallazgos allí obtenidos han obligado a seguir ahondando en la búsqueda de vestigios que corroboren el valor patrimonial que allí se encuentra en base a los restos de lo que fueron civilizaciones pretéritas.

Con este propósito se retomaron ayer los trabajos que tendrán como director nuevamente a Mario César Vila con la intención de dar continuidad a unos estudios previos en el lugar que determinaron la presencia allí de indicios que apuntan a pensar en la posibilidad de una continuidad entre lo encontrado y lo que se presume todavía está sin localizar.

Con una previsión en estos nuevos trabajos de siete días, el director de las excavaciones deja claro que “venimos con mucha ilusión y muchas ganas. Entre otras cosas porque el año pasado hicimos varias catas en el sector sur de Cálago, la parte de la torre hacia el pueblo. De esas catas es donde más resultados arqueológicos obtuvimos”.

Añade Mario César Vila que “aquí encontramos los restos de un enterramiento conservado in situ en posición primaria con restos óseos que fueron analizados y datados entre el siglo V y VI después de Cristo. Un enterramiento germánico o suevo. Asociado, y a niveles inferiores, encontramos restos de unas estructuras de un concheiro, es decir, de un vertedero asociado a esa ocupación previa que nos está dando información en muy poca sedimentación de varios siglos de uso”.

El avance en unos trabajos que se han venido haciendo en diferentes fase a lo largo de los últimos años, lleva al arqueólogo a sostener que “por un lado, está la localización de restos que nos va a ayudar para una puesta en valor por el Concello. Y por otro lado nos proporciona investigación. Toda esta información nos permite conocer mejor todas estas fases que estamos dibujando en este sector del yacimiento en el que nos encontramos”.

Los restos de cerámica obtenidos en excavaciones previas, llevan al Mario César Vila a apuntar una de las líneas a desarrollar, “hay que tener en cuenta que la línea de costa estaría mucho más próxima en época galaico-romana y germánica. Con lo cual estaríamos a pie de playa donde los recursos los tendríamos aquí. Por otro lado, entra en juego la llegada de embarcaciones con un comercio de cabotaje en esa época y aquí estaríamos en una especia de puerto que se usaba en época antigua”.

La hoja de ruta en estos trabajos viene marcada, “el año pasado hicimos varios sondeos y estamos siguiendo el que más datos aportó. El método arqueológico lo que hace es ampliar el área a partir de el hallazgo de restos. El sector en el que vamos a intervenir son terrenos de titularidad municipal y nos permite trabajar de manera más cómoda”.

El avance o ampliación de los días en Cálago es una cuestión todavía por confirmar, “en función de los restos que se vayan encontrando veremos la posibilidad de ampliar los trabajos en el tiempo. Hay que tener en cuenta que los restos óseos cuando se localizan su extracción y recogida es muy delicada. Son trabajos que hay que hacer de manera que lo encontrado no se deteriore y normalmente los encontramos ya en muy mal estado. Por otro lado, el concheiro nos aporta información muy valiosa. Es un vertedero que nos habla de la dieta, muestras cronológicas y el uso de diferentes materias en ese tiempo… Lo tenemos que hacer de manera más detallada y eso nos llevará a decidir si tenemos que estar más tiempo en Cálago o no”.

También Gonzalo Durán estuvo al tanto del inicio de los trabajos que corren a cargo de la Diputación de Pontevedra. El alcalde señaló que “se vio que las estructuras encontradas el año pasado podían tener continuidad en los terrenos cercanos. Vamos a seguir buscando y si se confirma la presencia de la necrópolis es la confirmación de que hay algo mayor”.

En la misma línea, Durán subraya que “hay que poner en valor la historia de Vilanova. Queremos confirmar la presencia del monasterio de Cálago que es un punto trascendental de la historia de Vilanova. Nos da una continuidad de que se habitó la localidad desde la época castrexa y nos da el origen de toda la cultura de Vilanova”.

Compartir el artículo

stats